Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La reforma de la Plaça dels Infants costará 60.000 euros

Las actuaciones en el espacio de la Part Baixa se centrarán en construir un parterre de grandes dimensiones y se sustituirá la antigua pista de baloncesto por una zona de juegos infantiles
Whatsapp
Imagen de ayer por la tarde del espacio situado en la Part Baixa y que se encuentra frente a la antigua fábrica de licores de la Chartreuse. Foto: Pere Ferré

Imagen de ayer por la tarde del espacio situado en la Part Baixa y que se encuentra frente a la antigua fábrica de licores de la Chartreuse. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona aprobó la pasada semana, de forma definitiva, el proyecto de remodelación de la Plaça dels Infants. Así lo puso de manifiesto mediante un decreto firmado el pasado 16 de junio por parte del teniente de alcalde de Serveis Centrals, Economia y Hisenda, Pau Pérez (PSC), en el que se especifica que el coste de las futuras obras de reforma conllevarán un gasto total de 60.000 euros.

Según el informe sobre los efectos presupuestarios y económicos, el objetivo de la intervención será darle al espacio situado en la Part Baixa «una imagen de más modernidad». En el documento se asegura que la actuación «se centrará en la zona de las palmeras y en la zona de la actual pista de baloncesto». Concretamente, en la zona de las palmeras «se pretende hacer un parterre de grandes dimensiones para delimitarla y evitar la caída de restos de las mismas y de suciedad encima del mobiliario urbano». En este sentido, el objetivo también es el de «cambiar de sitio el mobiliario y ubicarlo fuera del parterre».

Paralelamente, por lo que se refiere al espacio deportivo, éste «se dignificará, dado el estado de abandono en el que se encuentra actualmente». Por ello, se adaptará una zona de juegos infantiles. Según los técnicos municipales, «al tratarse de una obra prácticamente dura, el mobiliario ya es existente y al tener el Ayuntamiento un servicio de mantenimiento contratado, no tiene efectos presupuestarios posteriores» para una obra cuya vida útil se ha previsto en el informe en unos 25 años.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También