Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La solidaridad se cita en el Diari

El Banc de Sang i de Teixits se coordina con el Diari de Tarragona para celebrar una jornada de donación de sangre, siendo la primera vez que la entidad se asocia con un medio de comunicación

Núria Jacas

Whatsapp
El personal del Banc de Sang del turno de tarde. De izquierda a derecha: Liana Avetisyan (doctora), Maite Roldan (administrativa), Alba Meca, Nerea Castro, Claudia Mormenea, Bea Duran (diplomadas en enfermería) y Joan (conductor).  Foto: Lluí

El personal del Banc de Sang del turno de tarde. De izquierda a derecha: Liana Avetisyan (doctora), Maite Roldan (administrativa), Alba Meca, Nerea Castro, Claudia Mormenea, Bea Duran (diplomadas en enfermería) y Joan (conductor). Foto: Lluí

Éxito en la primera jornada de donación de sangre que celebra el Diari de Tarragona. Desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, el Diari abrió sus puertas para todas aquellas personas que altruistamente, quisieron convertirse en donantes.

A lo largo del año e intensificando su actividad siempre después de las navidades, el Banc de Sang i de Teixits organiza diferentes operativos por el territorio. Pero la de ayer fue la primera vez que la entidad se asocia con un medio de comunicación catalán para celebrar una jornada de donación de sangre.

La coordinadora de las campañas del Banc de Sang i Teixits de Tarragona, Miriam Gili, cuenta que «al ser la primera vez que nos coordinamos con un diario, fuimos un poco sin rumbo y por eso quisimos hacer una previsión más tirando a la baja, así que contamos que podían venir a lo largo del día unas 60 personas, aproximadamente».

Pero las previsiones de Monica Gili se quedaron muy cortas. Si el Banc previó que solamente unas 30 personas donarían sangre por la mañana, a las doce ya se superó la cifra, con un total de 32 donantes, y a la una del mediodía, cuando cerró el turno de la mañana, ya habían pasado unas 40 personas por el Diari.

Por la tarde, a las cinco se volvió a emprender la actividad . Durante la tarde se realizaron 44 extracciones. El perfil del donante era de personas de treinta a cuarenta años. Algunas rellenaron el cuestionario pero por razones médicas –hipertensión, falta de hierro o por edad– no pudieron dar sangre.

Entre los muchos donantes, la portavoz del grupo municipal de ICV-EUiA en el Ayuntamiento de Tarragona, Arga Sentís, que visitó el Diari a primera hora de la mañana, dice que ella es una donante habitual. «Creo que tenemos que dar sangre y no por solidaridad, sino porque hace falta. Te das cuentas de la carencia de sangre cuando te toca de cerca, cuando un ser querido la necesita y ves que no hay», añade Sentís. La portavoz de los ecosocialistas también cree que la gente ya está concienciada, pero falta muchísima integración. «Es lógico tener abundantes reservas de sangre y no por solidaridad, sino porque nos interesa a todos».

Otro de los donantes de ayer fue Carlos López Téllez, ciudadano de Tarragona. Se considera a sí mimo muy generoso, porque suele dar al año unas cuatro veces. «Creo que para que la sociedad avance, tenemos que dejar de pensar tanto en nosotros y mirar más a las necesidades de los otros».

 

El reto de los jóvenes

Gili considera que aún falta mucha conciencia social, sobre todo entre los jóvenes. «La media de edad de los donantes es de unos treinta años, que es cuando más o menos vives en primera persona situaciones familiares en las que alguno la necesita recibir. Entonces te paras a pensar en la escasez que hay y te decides a hacer el primer paso».

Y aunque los donantes han de tener un mínimo de dieciocho años, el Banc se centra mucho en hacer campañas en las universidades y en los colegios para acercarse y concienciar al público más joven.

Actualmente el Banc goza de buenas reservas. «A día de hoy tenemos un depósito para once y doce días, lo cual es lo óptimo. Pero siempre vamos un poco en relación con la climatología. Tenemos suerte de que no está haciendo mucho frío y la gente no se está poniendo muy enferma. Aun siendo bueno el stock, no nos podemos despistar porque la sangre caduca y dicen que el frío se acerca», aclara Gili.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También