Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La solución de las peanas

Los alumnos de soldadura del Institut Pere Martell construyen las estructuras de hierro para que las cofradías puedan ensayar antes de Setmana Santa

Carla Pomerol

Whatsapp
Imagen de los presidentes de las congregaciones recibiendo las peanas de ensayo. Foto: pere ferré

Imagen de los presidentes de las congregaciones recibiendo las peanas de ensayo. Foto: pere ferré

Los alumnos de segundo de soldadura del Instituto Pere Martell de Tarragona tienen, desde el año pasado, un importante papel en la Setmana Santa de la ciudad. Son los encargados de configurar las peanas, que permiten a algunas congregaciones y hermandades poder ensayar durante los meses previos a la procesión del Viernes Santo.

Cuando se instaló la exposición permanente de los pasos de Setmana Santa en la iglesia de Sant Agustí, la Agrupació d’Associacions de Setmana Santa de Tarragona se dio cuenta de que era complicado gestionar las salidas y entradas de los misterios. Así que buscaron una solución para poder ensayar sin necesidad de sacar los pasos del santuario. El remedio fue acudir al Instituto Pere Martell, centro conocedor de la actividad de fabricación metálica, situado en el Complex Educatiu.

Así, pues, hace dos años, a través de un proyecto del Departament d’Ensenyament llamado Innova FP, los alumnos de segundo de soldadura del Institut Pere Martell empezaron a trabajar sobre la estructura de estas peanas de ensayo. El proyecto Innova FP permite que pequeñas y medianas empresas y entidades puedan acercarse a los centros de formación profesional para buscar respuesta a sus necesidades. El objetivo de esta iniciativa es innovar en un terreno concreto. «La investigación se hace en las universidades, la innovación la hacemos desde los centros de formación profesional», comenta Àngel Miguel, director del Institut Pere Martell.

El año pasado se construyeron dos peanas, y este año el número se ha incrementado a tres: la del Sant Sopar, la de la Germandat del Ecce Homo y la de la Germandat del Nostre Pare Jesús de la Passió. El material utilizado es hierro ligero, y el secreto está en el diseño y la distribución de la estructura, con el fin de que los portants se sientan cómodos. Han sido cerca de 25 alumnos los que han llevado a cabo las estructuras.

Para el Institut Pere Martell, participar en este proyecto ha significado acercarse a la ciudad y a una de las tradiciones más arraigadas de Tarragona. «Aunque a veces parezca que el centro está apartado de la ciudad, esta iniciativa demuestra lo cerca que estamos», explicaba el director. Además, según palabras del profesor de soldadura, Jordi Reverté, «ha sido una buena manera de enseñar a los alumnos a trabajar en equipo».

Para Jordi Perales y Adrià Molina, alumnos del centro, ésta ha sido su primera experiencia en un proyecto real. «Es mucha responsabilidad saber que estas estructuras andarán por las calles de Tarragona», comentaba Perales. «A partir de ahora miraremos la Setmana Santa de otra manera», acabó apuntando Molina.

Durante el acto de entrega de los diplomas a los estudiantes, los presidentes de las tres congregaciones protagonistas y el secretario de la Agrupació d’Associacions de Setmana Santa de Tarragona se mostraron muy agradecidos por el trabajo de estas jóvenes promesas. Por parte del centro educativo, aseguraron que tienen ganas de continuar estrechando el vínculo con la Setmana Santa. El director del centro, Àngel Miguel, dejó caer la opción de estudiar, a través de otra familia profesional, aquellos misterios que van en ruedas.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También