Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La suciedad en las calles de Tarragona pone sobre la mesa la insuficiencia del contrato de la limpieza

La Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT) se reunió ayer con representantes del Ayuntamiento y de FCC para exigir un más control del servicio

Carla Pomerol

Whatsapp
Una imagen recurrente: basura fuera de los contenedores. Avinguda de Roma, una de la tarde. FOTO: Norián Muñoz

Una imagen recurrente: basura fuera de los contenedores. Avinguda de Roma, una de la tarde. FOTO: Norián Muñoz

Tarragona está sucia. Esta es la percepción de todas las entidades vecinales de la ciudad, sin excepción. De hecho, la limpieza es uno de los temas que más preocupan a los tarraconenses. Es por esto que la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT) se reunió ayer por la tarde con los representantes del Ayuntamiento y con la empresa encargada de la recogida de residuos en la ciudad, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), con el objetivo de comunicarles su opinión: no se está cumpliendo el contrato de limpieza. Las tres partes llegaron a un acuerdo. A partir del próximo lunes, FCC se reunirá de manera individual con cada asociación de vecinos adscrita a la FAVT. «Si cualquier entidad de otra federación quiere reunirse, también será posible», asegura Ivana Martínez, concejal de Neteja del Ayuntamiento de Tarragona, quien añade que «así podremos tratar los temas de manera concreta». 

La FAVT exigió a la administración un plan de choque para acabar con la suciedad en la ciudad. La concejal se comprometió a trabajar en ello. «Queremos conocer de primera mano cuál es el planning que sigue FCC para limpiar Tarragona», explicaba la presidenta de la FAVT, Cristina Berrio, quien añadía que «nos gustaría hacer un seguimiento trimestral o semestral para controlar si se está haciendo bien el trabajo». Para la federación, otro punto importante y que ayudaría a tener la ciudad más limpia es la sustitución de los actuales contenedores soterrados. «Queremos saber por cuáles se empezará», decía Berrio.

Todo empezó hace unos meses, cuando los vecinos del Parc Francolí –concretamente, las calles más próximas al Hospital Joan XXIII– detectaron que pasaban las semanas y nadie iba a limpiar la zona. «El problema era grave, ya que hay una escuela», explicaba Berrio, quien decidió llamar al Ayuntamiento para comunicárselo. «Su respuesta fue que, según contrato, debería haber barrenderos en esas calles dos días a la semana. Pero en la práctica no era así», explicaba la presidenta de la FAVT, quien aseguraba que «después de avisar, ya vienen a limpiar. No es normal que las asociaciones de vecinos tengamos que estar pendiente de la limpieza».

Orines de perro en cada esquina, en este caso en Vidal i Barraquer con Avinguda de Roma. FOTO: Norián Muñoz

Pero el Parc Francolí no es la única zona en la que hay quejas. Las tres federaciones de vecinos que hay en Tarragona coinciden en asegurar que la ciudad está más sucia que nunca. La presidenta de la Federació d’Associacions de Veïns de Llevant, Gemma Fusté, aseguraba que «cuando hay fiestas y pides que se intensifique la limpieza, la cosa funciona. Pero el mantenimiento en general no va bien», y añadía que «el principal problema es que no utilizan agua para limpiar, solamente barren». En algunos barrios de Llevant, como por ejemplo Ferran, hay muchas golondrinas. «Los excrementos de estos pájaros no se van barriendo, y somos los vecinos los encargados de limpiarlo», relataba Fusté.

Mucho incivismo

Dejando aparte el cumplimiento o no del contrato que la empresa tiene con el Ayuntamiento, algunas entidades vecinales también culpan del estado de la ciudad a las acciones incívicas que no paran de aumentar. «Desde el consistorio y desde las asociaciones de vecinos tenemos que poner en marcha campañas de concienciación para convencer a los ciudadanos de actitudes más cívicas, como sacar la basura a la hora correcta o recoger los excrementos del perro», opinaba Jacinto Moreno, presidente de la Federació Segle XXI de Tarragona, quien, por otro lado, reconoce que «necesitaríamos más efectivos de limpieza, sobre todo en los barrios». 

La ciudad se ha ampliado

Por su parte, desde FCC aseguran que están dispuestos a escuchar las propuestas de los vecinos para dar un mejor servicio. «Ahora bien, el contrato es el que es», aseguraba el encargado de la empresa, Àlex Ruiz, quien aseguraba que «el contrato es del 2006 y, desde entonces, la ciudad ha crecido mucho. Se ha ampliado la Vall de l’Arrabassada y la zona de Joan XXIII, sobre todo. Y los barrenderos son los mismos. No llegamos a todos los sitios». Desde FCC aseguran que todo apunta a que el problema se solucionará a corto plazo, con la llegada de nueva maquinaria que cuenta con pistolas de agua a presión. También será un gran avance la sustitución de los contenedores soterrados.

Temas

Comentarios

Lea También