Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La temporada de caza arranca con el jabalí el punto de mira

Los 14.000 cazadores tarraconenses ya están listos para una campaña que se inicia este domingo y que también prevé buenas perspectivas con la paloma torcaz y la perdiz 

ACN

Whatsapp
Los conejos, que han proliferado mucho sobre todo en el Baix Penedès, son una de las piezas peferidas por los cazadores.  FOTO: ACN

Los conejos, que han proliferado mucho sobre todo en el Baix Penedès, son una de las piezas peferidas por los cazadores. FOTO: ACN

Los cazadores de la demarcación de Tarragona ya están preparados y ansiosos por la inminente apertura de la veda general de caza, con la autorización de la caza menor que comienza este domingo y se prolongará hasta el 2 de febrero.

En el Camp de Tarragona lo hacen con la vista puesta en la paloma torcaz, la perdiz o el tordo, pero también con un ojo clavado en el jabalí, una especie que sigue siendo un problema por el exceso de población y que se puede capturar desde hace un mes. También tendrá importancia el conejo, con una población especialmente numerosa en la zona del Baix Penedès, donde ya lo cazan hace semanas para reducir un foco.

En Tarragona hay otorgadas unas 14.000 licencias.

El presidente de la Federación de Caza de Tarragona, Joaquim Vidal, explica que se encuentran muchos jabalíes «en zonas de avellana, de huerta y de agua», con los consecuentes dolores de cabeza que esto conlleva para los agricultores. «Es un animal muy salvaje, muy listo, y recorre mucho territorio, pero donde encuentra comida se queda quieto, se establece y se hace el dueño de la zona», detalló, describiendo una situación que se vive en otros puntos del país. Además, prácticamente no padece enfermedades, cría con facilidad y profusamente y no tiene depredadores: «Tiene todo de cara».

Sólo tienen que estar pendientes de la peste porcina africana, aunque todavía no ha llegado al país.

Las primeras batidas de jabalí, iniciadas en septiembre y permitidas hasta marzo en las comarcas tarraconenses, están dando unos resultados «óptimos», según Vidal, que cree que esto augura que acabará la temporada «con suficiente carne para poder tener los congeladores llenos».

En general, en Tarragona la temporada de caza menor comienza con buenas perspectivas. Las capturas en la demarcación van dirigidas a la paloma torcaz, el tordo, la becada, el conejo o la perdiz, que se encuentra en un estado más delicado por el cambio de usos en el campo, los pesticidas o el cambio climático, además de la presión de cazadores y depredadores. La campaña se alargará hasta el primer domingo de febrero.

La tórtola turca

Este año, los cazadores están descontentos con la gestión que se ha hecho de las autorizaciones para cazar la tórtola turca en media veda. Se quejan de que sólo la mitad de las autorizaciones solicitadas se acabaron tramitando: «Nos quedamos sorprendidos porque la tórtola turca es una especie invasora, que desplaza la autóctona y que cada día prolifera más en zonas urbanas».

Ahora tienen pendiente una reunión con el Departament de Territori i Sostenibilitat para saber los motivos por los que unos 1.700 cazadores no han podido cazar, mientras sí se han podido hacer en cotos privados.

Temas

Comentarios

Lea También