Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Portuario

La temporada de cruceros arrancará el martes 7 de abril en Tarragona

La llegada de Royal Caribbean será la novedad de este año de transición

NÚRIA RIU

Whatsapp
Imagen de archivo de uno de los cruceros que llegó la temporada pasada. FOTO:  PERE FERRÉ/DT

Imagen de archivo de uno de los cruceros que llegó la temporada pasada. FOTO: PERE FERRÉ/DT

El buque Berlin, de la compañía alemana Columbia Cruises, inaugurará la nueva temporada de cruceros del Port de Tarragona. Es una embarcación de pequeñas dimensiones, con una capacidad máxima para 412 pasajeros, que permitirá poner en marcha la maquinaria de cara a los siguientes meses. De hecho, cuatro días más tarde ya llegará uno de los primeros grandes barcos de este año, el Costa Fortuna, que puede transportar un pasaje de hasta 3.470 personas.

La naviera Costa Cruceros vuelve a ser protagonista. Estará detrás de veinte del total de 45 embarcaciones, que se prevé que llegarán en este periodo hasta el 14 de noviembre. Pese a ello, la compañía italiana ha eliminado su escala regular semanal y compartirá protagonismo con la norteamericana Royal Caribbean, que se estrenará en el enclave tarraconense con cinco escalas. Lo hará con el Jewel of the Seas, un barco en el que pueden viajar hasta 2.501 personas y que atracará por primera vez en la ciudad el 5 de septiembre.

Que la segunda compañía más importante de cruceros del mundo se haya fijado en Tarragona abre expectativas. Es un hecho sobre el que insistía la semana pasada el presidente del puerto, Josep Maria Cruset, quien se mostró convencido de que esta nueva relación «afianza» el proyecto de cruceros del enclave tarraconense y que permitirá dar un «salto cualitativo» desde un punto de vista de la oferta y de las navieras que operan desde la ciudad.

Cruset apuntó que 2020 será un año «muy interesante» en el que «trabajaremos las relaciones de futuro». Para el Port de Tarragona este será un periodo de transición a la espera de que finalice la construcción del nuevo Moll de Balears. La adjudicación del proyecto ya está hecha de forma que, según el calendario con el que se está trabajando, a lo largo del próximo mes de marzo deberían empezar las obras.

La nueva terminal ocupará una superficie de 40.000 metros cuadrados y su construcción se prolongará por espacio de dieciocho meses, de forma que si se cumplen los plazos a finales de 2021 esta debería poder estar operativa. Los trabajos irán a cargo de las empresas FCC y Comsa, que presentaron una propuesta conjunta que rebajó sustancialmente la cifra de partida que estaba dispuesto a pagar el puerto en un primer momento. De esta forma, la inversión que va a realizarse asciende a 35 millones de euros.

Este proyecto permitirá dar un salto «cualitativo» y «cuantitativo» al proyecto de cruceros de la ciudad de Tarragona. En primer lugar porque garantizará la llegada de más de un barco de forma simultánea y, en segundo puesto, porque podrán hacerlo buques de mayor capacidad.

Ahora estas operativas se hacen en el Moll de Llevant, que no permiten la llegada de cruceros de grandes dimensiones, que son los que mueven las grandes compañías que se mueven por el Mediterráneo. De acuerdo con la previsión de este año, el Costa Fascinosa será el crucero más grande que atracará este verano en el enclave tarraconense, y este tiene una capacidad para 3.800 pasajeros.

Temas

Comentarios

Lea También