Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La urbanización del barrio de Ikea, hasta inicios de 2018

Se está revisando toda la documentación que ha presentado la empresa adjudicataria antes de iniciar el movimiento de tierras

Núria Riu

Whatsapp

La esperada llegada de la primera tienda de Ikea en el sur de Catalunya está más cerca, aunque la fase hasta el inicio de las obras se está haciendo más larga de lo que inicialmente estaba previsto. Si a principios del mes de abril se apuntó la posibilidad de que el movimiento de tierras comenzara durante el mes de junio, no será hasta las primeras semanas del año que viene cuando se estima que se iniciará la urbanización del barrio.

El concejal de Territori del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà, explica que «se está revisando la última documentación que presentó la empresa adjudicataria, lo que debe permitir que a principios de año empiecen los trabajos de urbanización». La Unión Temporal de Empresas formada por Dragados SA y Transmaber SL fue la ganadora de un concurso que recibió diecinueve ofertas, de forma que en el pleno del pasado 9 de octubre se le adjudicó la ejecución del Plan Parcial 10. Este conglomerado empresarial redujo sustancialmente los costes de la intervención inicialmente presupuestada en 15.229.268 euros. En la oferta que presentó, la empresa ganadora reducía en un 32,9% el coste, dejándo el total en 10.208.178 euros, por lo que ahora los técnicos de la administración revisan que no se trate de una bajada temeraria. «Tenemos que dejarlo todo bien atado, de forma que el ganador del concurso tiene que justificar que no se producirá ningún contratiempo», argumenta el edil responsable en materia urbanística.

Tras el movimiento de tierras, podrán iniciarse los trabajos de edificación

Ya se ha escriturado la reparcelación, y una vez finalizadas todas las comprobaciones pertinentes va a hacerse la adjudicación definitiva, de manera que tan solo faltará la licencia para que pueda iniciarse la obra. «Lo tenemos todo preparado. La podemos dar en cualquier momento», asegura Milà.

Primero deberá llevarse a cabo el movimiento de tierras, que se prolongará por espacio de entre dos y tres meses. Y, posteriormente, mientras se inician los trabajos de urbanización de este plan parcial, también podrá comenzar la edificación de la nueva superficie comercial, ya que está previsto que ambas intervenciones podrán llevarse a cabo de forma simultánea.  

Uso comercial y residencial
El Plan Parcial 10 se desarrollará sobre una extensión de 302.784 metros cuadrados, de los que 68.000 se destinarán a usos comerciales, donde se implantará Ikea, y 30.829 a residencial. El resto de la superficie del ámbito está destinada a equipamientos, espacios verdes y sistema viario.

El plazo para ejecutar la urbanización de este ámbito es de quince meses

Se prevén 1.200 viviendas, de las cuales 424 serán de protección pública y 160 de alquiler social. Se calcula que en este nuevo barrio al pie de la T-11 vivirán unas 4.000 personas.

El plazo para ejecutar la urbanización del entorno es de 15 meses, por lo que la obra podría ser una realidad para la Santa Tecla de 2019

Temas

Comentarios

Lea También