La vida y obra de Alfonsina Storni hecha novela

La tarraconense Luisa González recupera la figura de la poeta, escritora y feminista suiza, que rompió los esquemas de su tiempo

Gloria Aznar

Whatsapp
Luisa González con el rectorado de la URV al fondo, con la novela ‘Alfonsina’.

Luisa González con el rectorado de la URV al fondo, con la novela ‘Alfonsina’.

Si él llama nuevamente por teléfono, decidle que no insista, que salí... Estos versos recogidos en el tema Alfonsina y el mar, de Félix Luna y Ariel Ramírez, dicen mucho más de lo que insinúan.

«Se trata de una canción versionada por muchos artistas. Yo la conocí por Mercedes Sosa, pero también Diego el Cigala, en flamenco y últimamente Rosalía, Silvia Pérez Cruz, Pavarotti, Carreras...», explica la autora tarraconense Luisa González.

Y muchos serán los que al escucharla desconocerán que son palabras que hacen referencia a los últimos días de la vida de Alfonsina Storni, artista, maestra, madre, amante, escritora y feminista, vinculada al modernismo y al vanguardismo

Son justamente estos los versos con los que Luisa arranca su última novela, Alfonsina. «Estas palabras suyas se le atribuyen a un romance, cuando esta señora, de romántica, no tenía nada. La realidad es que quien la llamaba por teléfono era su hijo, pero ella no tenía fuerzas para hablar con él. No quería que la viera destruida. Alfonsina se suicidó porque tenía un cáncer de mama. La operaron una vez y quedó tan traumatizada que se negó a que volvieran a ponerle, literalmente, el cuchillo encima. No sabía nadar y se arrojó por una escollera en una noche de tormenta. Se conoce el lugar exacto desde donde lo hizo porque se quedó un zapatito enganchado», cuenta.

«Su historia es el cuento de la Cenicienta. Y ella no hubiera sido lo que fue sin su madre»

Alfonsina es una novela sobre la vida y obra de la poeta suiza ¿o deberíamos decir argentina? «Nació en Suiza y con cuatro años emigró a Argentina y ahora ambos países se la disputan, aunque no existe  rivalidad», revela Luisa.

La escritora tarraconense señala que una de las muchas vicisitudes de la poeta es que, embarazada, abandonó al padre de su hijo para irse a vivir sola a la capital, a Buenos Aires. «Allí hizo de todo, desde cajera en una farmacia a camarera». Hasta que empezó a trabajar como redactora de cartas comerciales. «Cuando se presentó, era la única mujer, y no le querían hacer la entrevista, aunque finalmente lo consiguió. La contrataron por encima de todos los hombres que se postulaban al puesto de trabajo... Pero le ofrecieron la mitad del sueldo», señala. Eran los años veinte del siglo pasado. No obstante, los paralelismos con el presente son evidentes. «No hemos cambiado casi nada», reconoce Luisa.

Cansada de estas ocupaciones precarias, su desvelo la llevó a escribir poesía con la que expresar sus sentimientos, «se ahogaba». Y pronto llegó su primer libro, La inquietud del rosal. «A partir de ahí se introdujo en los círculos literarios masculinos. Era la única mujer en Buenos Aires que asistía». Fue en esos ambientes donde leyó La loba, poema con el que escandalizó a todo el mundo, «especialmente a las mujeres».

Después hubo otras publicaciones y su faceta más desconocida, «artículos feministas en periódicos, que publicaba con el pseudónimo masculino Tao Lao».

Alfonsina es el sexto libro de esta escritora multipremiada. Como ella, Luisa González, nacida en Jaén, llegó a Tarragona con solo dos años. Durante su trayectoria ha publicado Tiempos de tregua, Hielo, El buscador de guacas (Edhasa), La posada de las almas (Edhasa) y Para Elisa, con el que obtuvo el Premio de Novela José María Pereda. Alfonsina se encuentra, por el momento, disponible en Amazon.

Temas

Comentarios

Lea También