Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona POLÍTICA

Laia Estrada (CUP) sólo dimitirá si se lo exige el juez del 'Caso Bershka'

La concejal ha sido condenada a tres meses de cárcel. No irá al no tener antecedentes y ser la pena inferior a 2 años. El informe jurídico advierte a la edil que será cesada cuando la sentencia sea firme

Octavi Saumell

Whatsapp
Laia Estrada, en una imagen de la rueda de prensa que ha convocado este viernes

Laia Estrada, en una imagen de la rueda de prensa que ha convocado este viernes

La portavoz de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), Laia Estrada, sólo dimitirá de su cargo como concejal del Ayuntamiento de Tarragona si así se lo exige el juez del caso Bershka, que recientemente le ha condenado a tres meses de prisión, que no cumplirá al no tener antecedentes penales y ser la pena inferior a los dos años.

De esta forma, la edil cupaire contestaba al informe jurídico realizado por parte del secretario general del Consistorio, quien en el documento le indica que deberá dimitir «cuando la sentencia sea firme». En el escrito, Joan Anton Font considera que «el cumplimiento de una pena privativa de libertad es una causa de incompatibilidad con el ejercicio del cargo de concejal». Esta circunstancia, según el máximo responsable jurídico de la corporación local, provocará «un cese de la condición de edil», ya que «no puede coexistir de forma paralela el cumplimiento de la pena con el ejercicio de la condición de concejal». En este sentido, el letrado remarca en el documento que este hecho «sólo se puede evitar con el cese como edil».

Asimismo –en el informe– Font también analiza las consecuencias de la inhabilitación a la que también ha sido condenada la representante cupaire. En este sentido, el secretario considera que esta circunstancia no obligaría a Estrada a dimitir. «Sólo comportaría que la concejal no podría presentarse para ser escogida durante el tiempo que durara la condena, en el que no podrá ser elegida para ocupar ningún cargo público» expresa Font.

Fuentes jurídicas preguntadas por este periódico indican que, en caso de que Estrada no presentara su dimisión, sería el pleno «el que informaría sobre las causas de su incompatibilidad y solicitaría a la Junta Electoral otra credencial de la CUP».

‘¿Quién pidió el informe?’

Este viernes, Laia Estrada ha convocado a la prensa para mostrar sus sospechas acerca de «quién ha solicitado al secretario que haga un informe». La concejal de la formación anticapitalista remarca que «la pasada semana, Joan Anton Font, vino al grupo municipal para informarnos, de manera oral, sobre su punto de vista y de que deberíadejar el cargo. Por esto le instamos a que nos lo comunicara por escrito» afirmó Estrada.

La portavoz cupaire añade que «entendemos de que, en ese momento, Font ya sabía qué comportaba la sentencia, por esto queremos saber a petición de quien llevó a cabo el estudio».

Pese a la contundencia del documento, Estrada quiere dejar claro que «el secretario no tiene potestad para cesar a un concejal» y afirma que sólo dejaría la credencial como edil «como consecuencia de la sentencia» cuando sea firme y lo exija el juez. «Con esto no queremos menospreciar el trabajo del secretario, sino simplemente queremos centrar la cuestión» remarca la edil.

Por lo que se refiere a su situación legal, Estrada asegura que «nuestros servicios jurídicos están analizando el contenido del informe, pese a que hasta que la sentencia no sea firme es un debate absurdo». Precisamente, la próxima semana el entorno de la izquierda anticapitalista convocará una asamblea para decidir si se presenta un recurso de Casación. De momento se ha dado el primer paso, presentando un documento ante la Audiencia Provincial.

Finalmente, la concejal considera que «es un insulto a la inteligencia de la ciudadanía comparar el caso Bershka con el Inipro. En el primero se debate si fuí agredida, mientras que en el otro se debate si se usó dinero público para financiar presuntamente a un partido político.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También