Más de Tarragona

Las Carmelites cumplen 150 años en Tarragona

La congregación está conformada por 32 religiosas y se están planificando acciones para conmemorar el aniversario

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
La congregación está en el emblemático edificio de Estanislau Figueres desde 1933. FOTO: CEDIDA

La congregación está en el emblemático edificio de Estanislau Figueres desde 1933. FOTO: CEDIDA

Ayer se cumplieron 150 años de la fundación de la congregación de las hermanas Carmelites Misioneres Teresianes en la ciudad. La intención, si la situación sanitaria lo permite, es realizar diferentes actividades a lo largo de todo un año para conmemorar el aniversario.

Las siete hermanas que llegaron a fundar la congregación en 1871 provenían de diferentes puntos de Catalunya y Aragón, y la primera comunidad se ubicó en el Carrer del Vidre 6.

Las hermanas tenían la misión de cuidar a los enfermos a domicilio, por lo que en Tarragona se las conocía como «les germanes de la vetlla». No obstante, no solo se relacionaron con el ámbito de la salud sino que comenzaron su labor educativa en la calle Misericòrdia, nº3, donde fundaron «Educación de Párvulos y Elemental».

Diferentes sedes

En 1925 se iniciaron las obras del actual edificio como sede del Consejo General y Casa de formación de las futuras religiosas. La bendición del nuevo edificio se llevó a cabo el 22 de septiembre de 1933. Durante la Guerra Civil del 36 las hermanas tuvieron que abandonar el edificio ya que el convento fue confiscado y destinado a usos de diversa índole, incluso como prisión. Al terminar la guerra, el edificio fue restaurado y las hermanas pudieron volver. Más tarde, se amplió y habilitar el edificio para la enseñanza.

Otra de las misiones fue promover las vocaciones religiosas a través del noviciado (formación inicial de las futuras hermanas.

En el emblemático edificio de Estanislau Figueres conviven actualmente la comunidad de religiosas con toda la comunidad educativa del Col·legi Mare de Déu del Carme, Esta es considerada la «casa madre» de la congregación ya que acoge los restos del beato Pare Palau.

En lo que se refiere al colegio, en el 1982-83 se comenzó a impartir educación mixta, y en 1990 se implantó el antiguo BUP.

En 2011 la congregación inició las reformas del edificio, incluyendo las dependencias de la escuela, para acondicionar los espacios. Actualmente se dan clases desde P1 hasta Bachillerato y ciclos de Formación Profesional.

En lo que atañe a las hermanas actualmente, en Tarragona, en la Casa Madre hay dos comunidades, en una hay 14 hermanas y en la otra 18. Un total de 32 religiosas.

Para conmemorar el aniversario

Aunque la pandemia lo condiciona todo, la intención es programar diferentes actos como eventos musicales, conferencias, exposiciones, una Ruta Palautiana (para dar a conocer las diferentes ubicaciones en el tiempo de las hermanas Carmelites) y otras actividades pendientes de concretar.

De momento en las redes sociales del colegio se irán colgando anécdotas para poder conocer la historia de las hermanas y su labor en la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También