Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las altas capacidades entran en la Universitat Rovira i Virgili

Educación. Convenio de colaboración entre la asociación Athena, de Tarragona y las Terres de l'Ebre, y la URV para impulsar su investigación y hacerlas visibles entre los futuros docentes

Gloria Aznar

Whatsapp
Mònica Casellas es la presidenta de Athena. FOTO: Pere Ferré

Mònica Casellas es la presidenta de Athena. FOTO: Pere Ferré

Romper mitos y dar visibilidad son algunos de los propósitos de la Associació per les Altes Capacitats de Tarragona i Terres de l’Ebre (Athena), que cumple este mes medio año de vida.

«Desde el principio, el pilar más importante han sido las familias ya que todas coinciden en que en el momento en que se detecta a un menor con altas capacidades, la primera reacción es de preocupación, de angustia. Y Athena es un espacio para compartir estas inquietudes y también para informar», explica Mònica Casellas, presidenta de la asociación

¿Por qué angustia? Tener un hijo o hija con altas capacidades no siempre es fácil. En este sentido, Mònica especifica que «son niños inteligentes pero tienen sus necesidades. Hay una diferencia, lo que implica que se pueden sentir solos y excluidos». Sin embargo, la diferencia no quiere decir que siempre sean brillantes a nivel académico. «Algunos sí destacan en todas las materias pero otros no. De igual forma que hay quien se aburre en clase. No se siente motivado».

Por todos estos motivos, una de las finalidades de Athena es que los futuros docentes, ahora alumnos universitarios, conozcan qué significa ser una persona con altas capacidades, qué conlleva y cómo se les puede ayudar a nivel escolar. El primer paso para ello es un convenio entre Athena y la Universitat Rovira i Virgili (URV), en el ámbito concreto de la educación y la psicología.

«Algunos alumnos sí destacan en todas las materias pero otros no. De igual forma que hay quien se aburre en clase. No se siente motivado»

El acuerdo contempla, entre otras cosas, impulsar la investigación de las altas capacidades desde la universidad, promover la formación entre el profesorado en este aspecto, proponer talleres, actividades y seminarios desde la propia URV y en sus departamentos para los socios de Athena e incentivar que este sea el tema a estudiar en los trabajos  de los estudiantes de final de grado (TFG), de máster y de doctorado. 

En relación a los talleres, se ha organizado conjuntamente Robòtica a la Universitat, una actividad con profesorado universitario para los socios de Athena, que hoy se celebra en Tortosa y que el próximo día 21 tendrá lugar en Tarragona. «Pensamos que es un vínculo interesante para nuestros hijos», afirma Mònica. 

En conjunto, se persigue una complicidad con los docentes y aunar esfuerzos con los centros educativos, siempre con la vista puesta en el bienestar de los alumnos con altas capacidades. Para los miembros de Athena, con afiliados desde los tres años a adolescentes de 17, la asociación también es un lugar en el que compartir experiencias con otros jóvenes que puedan tener sus mismos intereses. 

Treinta familias con inquietudes

L’Associació per les Altes Capacitats de Tarragona i Terres de l’Ebre (Athena) nació el pasado 15 de diciembre y cuenta en la actualidad con 30 familias. «No solucionamos el problema, pero en Athena informamos y asesoramos», señala Mònica. Más información en https://aaccathena.wordpress.com/

Temas

Comentarios

Lea También