Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las alumnas del Col·legi Aura donan su cabello contra el cáncer

Crónica. Cuarta edición. La institución volvió a celebrar una jornada de corte de pelo solidario en la que decenas de niñas participaron y dieron su coleta

LAURA ROVIRA

Whatsapp
Las alumnas del Col·legi Aura de Tarragona esperando para cortarse la coleta.  FOTO: FABIÁN ACIDRES

Las alumnas del Col·legi Aura de Tarragona esperando para cortarse la coleta. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Col·legi Aura abrió sus puertas a la solidaridad para impartir una clase que no se enseña en los libros: el compromiso de ayudar a aquellos que lo necesitan.

Esta institución celebraba ayer por cuarto año consecutivo una jornada dedicada al Día Mundial contra el Cáncer con una sesión de peluquería muy especial en la que el corte de pelo se destinaba a una buena causa. Las coletas conseguidas se donarán a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) para poder hacer pelucas para personas con esta enfermedad y sin recursos. «Este año queríamos descansar y hacer una pausa en esta iniciativa, pero son las propias niñas quienes desde octubre ya están preguntando cuando se va a hacer», comentaba Imma Molas, la directora del colegio.

Estas ganas e ilusión por participar se demostraron también con las decenas de alumnas que esperaban su turno en la sala de actos de esta institución. «Nos ponemos un poco nerviosas por vernos con el pelo corto, pero es una experiencia muy bonita y que sabemos que vale la pena», expresaban contentas y con su nuevo peinado Inés, Mar y Ana, tres alumnas que repetían por segundo año consecutivo en este evento. «La respuesta es muy buena, intentamos concienciarlas y que entiendan la importancia de esta causa abordando el tema con delicadeza», explicaba Molas, quien añadía: «Hay muchas de ellas que conocen algún caso que sufra esta enfermedad. Creo que es algo que tienen presente y que por muy pequeñas que sean, saben que cualquier ayuda es esencial».

A medida que iba pasando la tarde, eran más las coletas cortadas que se podían ver en una mesa simbólica de la que las participantes estaban muy orgullosas. Una manera perfecta de celebrar el día de ayer y hacer un regalo muy especial a aquellas personas que viven en un 4 de febrero constante.

«La única forma que tenemos de ayudar es que conozcan el trabajo y la causa de nuestra asociación para poder ir generando una red solidaria en la que contribuir», comentaba Marilyn Rivera, la coordinadora de la AECC en Tarragona, quien también quiso estar presente para apoyar a pequeñas valientes y también a grandes heroínas. La iniciativa estaba abierta a madres que quisieran dar ejemplo. «Este es el segundo año que participo y la segunda coleta que dejo para la causa», comentaba Cristina, una mamá comprometida. Aunque las tijeras y verse un poco diferente en el espejo asustaba a la mayoría, este miedo desaparecía con sonrisas y abrazos cómplices entre aquellas que señalaban y se despedían de su coleta. «Hay un efecto solidario entre las niñas, compartir este momento las anima a participar», comentaba Molas.

Un día de trabajo inolvidable Otras de las protagonistas que hicieron posible que esta iniciativa fuese un poco más completa fueron dos peluqueras muy especiales a las que por un día, fueron sus hijas las que las esperaron en la puerta del colegio hasta que acabasen de coleccionar todas las coletas posibles. «Sin duda, serán algunos de los cortes más especiales que recordaré», expresaba Elisabet, una mamá que se estrenaba en esta iniciativa. Fueron 15 las coletas que se recaudaron y que consiguieron que un año más el Col·legi Aura fuera un ejemplo de compromiso.

Temas

Comentarios

Lea También