Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las ambulancias ya pueden entrar en el Portal del Roser en caso de emergencia

Ayuntamiento y SEM habilitan de nuevo este acceso a la Part Alta al comprobar que los vehículos no dañarán la muralla romana

Jordi Cabré

Whatsapp
Los nuevos vehículos son más estrechos y pasan sin dificultad por el arco de la Muralla. Foto: Pedro Sánchez

Los nuevos vehículos son más estrechos y pasan sin dificultad por el arco de la Muralla. Foto: Pedro Sánchez

El Àrea de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona y Emergències Mèdiques (SEM) han acordado la reapertura del Portal del Roser en caso de emergencias en la Part Alta. Este acceso lleva años cortado al tráfico –un pilón sólo permite la entrada a vehículos autorizados tras la lectura de la matrícula–.

Y en el caso de transporte sanitario, el argumento que defendió el Ayuntamiento en su día ante el Departament de Salut fue que el volumen (anchura, sobre todo) de las ambulancias ponía en riesgo el arco y la propia Muralla. Por ello, la única vía de acceso a la Part Alta autorizada y sin impedimentos era por el Portal de Sant Antoni, al otro lado del recinto histórico.

Hace tres semanas, una llamada de emergencia por una caída en la Plaça Sant Miquel provocó indignación vecinal y a su vez descoordinación con la activación de las ambulancias. Las dos unidades enviadas al lugar de la emergencia quedaron bloqueadas en el Portal del Roser (por desconocimiento de sus técnicos del protocolo) y hasta que no se las redirigió por el otro acceso, el Portal de Sant Antoni, se perdieron unos minutos valiosos.

A raíz de aquella incidencia, el problema tuvo su eco en el Diari y ambas partes –Salut y Ayuntamiento– decidieron revisar el protocolo en caso de emergencia en la Part Alta para evitar que se repitiera.

Este martes, dos ambulancias y un VIR (vehículo de intervención rápida) realizaron pruebas en el Portal del Roser. Se comprobó que todos los vehículos pasaban correctamente –su altura es inferior a 3 metros y su anchura, de 2,4 metros con espejos abiertos– y acordaron cambiar el protocolo.

Fuentes municipales y del SEM coinciden en señalar que el cambio de concesión del transporte sanitario, realizada este pasado enero, ha implicado una renovación de la flota y estos vehículos son más estrechos que los anteriores, por lo que pueden entrar y salir sin poner en riesgo la Muralla. Tras las pruebas del martes a primera hora, el Ayuntamiento ha pedido la matrícula de cinco ambulancias y un VIR. Todos ellos a partir de ya mismo pueden acceder por el Portal del Roser y atender con diligencia cualquier llamada de emergencia sin demora.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También