Más de Tarragona

Las cifras de visitantes de los monumentos ya superan los registros del verano pasado

Uno de los protagonistas ha sido el Amfiteatre, con el que se han reencontrado muchos tarraconenses en los últimos días, aprovechando que la entrada era gratuita

NÚRIA RIU

Whatsapp
Durante todo el fin de semana hubo afluencia de público en el Amfiteatre foto: alfredo gonzález

Durante todo el fin de semana hubo afluencia de público en el Amfiteatre foto: alfredo gonzález

Cuando aún falta una semana para acabar este mes, los recintos que gestiona el Museu d’Història de Tarragona (MHT) ya han superado la afluencia de público que se registró en julio y agosto del año pasado. Un dato que hay que poner en valor, teniendo en cuenta que en el caso de 2020 sí que se incluye toda la mensualidad.

El ritmo de venta de entradas aún no alcanza los niveles de 2019. No obstante, a la espera de cerrarse las cifras concretas en cuanto a pernoctaciones, este es un primer indicio de que Tarragona está recibiendo más visitantes este verano.

Hasta el pasado lunes se habían vendido un total de 91.512 entradas entre el Amfiteatre, el Fòrum de la Colònia, el Passeig Arqueològic, Circ y Pretori, la Antiga Audiència y las casas Canals y Castellarnau. Más allá de que no incluye la mensualidad completa, hay que tener en cuenta otros dos elementos. El primero es que, según el Ayuntamiento, la información sobre las Muralles no está completa, ya que se registró un problema informático. Asimismo, en las próximas semanas habrá que fijarse atentamente en el Amfiteatre, que después de casi dos años reabrió el acceso al arena hace una semana y desde entonces está teniendo una notable afluencia de público.

Un grupo de amigas ha venido de València para pasar unos días en el Camp de Tarragona. El lunes fueron a Poblet y ayer habían ido al Fòrum, antes de entrar al Amfiteatre, para continuar después con un paseo por el Casco Antiguo y el barrio marinero del Serrallo. Todas ellas aseguraron que era la primera vez que venían a la ciudad y la primera impresión que les causó el Amfiteatre es que «está muy bien conservado».

No tenían ni idea de que habían sido unas afortunadas, y que si hubieran estado el martes de la semana pasada no hubieran podido hacer la misma visita. Así es que acabaron marchándose doblemente satisfechas.

Durante el día de ayer, la mayor parte de los visitantes eran turistas de Catalunya y del resto del Estado. Una tendencia que es la habitual este verano, tras unos días en los que aprovechando que el acceso era gratuito, hubo una importante afluencia de público local.

Tras el conjunto formado por Circ y Pretori, el Amfiteatre de Tarragona es el segundo monumento más visitando de los recintos que gestiona el Museu d’Història de Tarragona. Asimismo, en los datos de este verano destaca también que la afluencia a las casas señoriales muestra una tendencia a la mejora y que, en el caso del palacete ubicado en la calle Granada, los datos incluso son mejores que en 2019.

La afluencia de público durante este mes de agosto está siendo buena también porque se han registrado algunos días en los que el clima no ha acabado de ser bueno para ir a la playa. Y esto siempre favorece que los turistas que se alojan en la Costa Daurada aprovechen para pasar un día de excursión en Tarragona.

Después de varios meses trabajando a medio gas, los profesionales de las agencias de guías de la ciudad valoran esta recuperación de la actividad. «A título personal no podemos quejarnos», apuntaba Paco Tovar, de Argos Serveis Culturals. El verano no es la temporada fuerte para la ciudad y, a pesar de ello, las sensaciones son buenas. «Casi cada día tenemos algún grupo, la gente tiene ganas de hacer cosas y de escapar de la realidad y la tranquilidad que han dado las vacunas ha hecho que haya ganas de hacer cosas», explica.

Durante el año pasado la mayoría de reservas que tenían eran de grupos pequeños, de una o varias familias. Mientras que ahora estos ya empiezan a ser más grandes. «La ventaja es que son espacios altos, abiertos y anchos, por lo que no tenemos mucho problema», decía Tovar. Aunque la situación no es la de antes de la pandemia «sí que estamos más cerca, por lo que no podemos quejarnos», decía.

En las últimas semanas también se ha registrado una cierta recuperación del turismo internacional. No obstante, no todos los sectores de la actividad turística están percibiendo esta mejora por igual. «Hay días en los que por la tarde ya ni abrimos», decía Manuel Arrabal, de la tienda Souvenirs Mediterrani. Desde la tienda ve las colas que se hacen todas las mañanas entre doce y dos para entrar al Circ. Algunos días esta llega hasta delante del local de la Colla Jove, pero se echan en falta los visitantes extranjeros. «Salou y La Pineda están plegadas de gente y aquí no tengo esta sensación», lamentaba.

Temas

  • Patrimonio

Comentarios

Lea También