Más de Tarragona

Las cinco claves del Plan Nadal para reactivar el comercio de Tarragona

Las APEUs, los bonos descuento, encuestas a empresarios, conectar la ciudad y la colaboración entre departamentos, los puntos estratégicos del concejal

CARLA POMEROL

Whatsapp
El concejal Dídac Nadal protagonizó ayer una conferencia en la Cambra de Comerç, hablando de los retos del futuro. FOTO: PERE FERRÉ

El concejal Dídac Nadal protagonizó ayer una conferencia en la Cambra de Comerç, hablando de los retos del futuro. FOTO: PERE FERRÉ

La falta de confianza entre los comerciantes y la administración es más que evidente en la ciudad de Tarragona. Los empresarios ven al Ayuntamiento como un obstáculo a esquivar para poder tirar adelante su negocio. Las causas que han llevado hasta aquí al sector son múltiples. Las crisis de los últimos tiempos tampoco han ayudado a mejorar la relación entre ambas partes. Pese a ello, el nuevo concejal de Comerç de Tarragona, Dídac Nadal, tiene un plan estratégico diseñado que, según explicaba ayer en una conferencia en la Cambra de Comerç, permitirá recuperar la confianza de los empresarios y reactivar el comercio de Tarragona. Una especie de receta mágica que a continuación detallaremos.

Durante la charla, Nadal reconoció no tener amplios conocimientos en materia de comercio y que, por eso, utiliza dos técnicas infalibles: «Copiar modelos de éxito que se han repetido en otras ciudades y escuchar al equipo de profesionales que tengo al lado». Con estas dos premisas encima de la mesa, el concejal habla de las claves para la reactivación del sector.

1. La puesta en marcha de las APEUs

La estrella del Plan Nadal son, sin ninguna duda, las APEUs, un nuevo modelo de gestión comercial basado en la colaboración publicoprivada que han seguido algunas ciudades, como Berlín, Londres y Barcelona. Para que se entienda, es una forma de delimitar áreas de especial interés comercial en las que se lleven a cabo iniciativas conjuntas entre los establecimientos, como por ejemplo, mejorar la iluminación de la calle o programar actividades. Los comercios deberán pagar una cuota a la administración, que después se verá revertida en forma de inversión.

La tramitación de este sistema es un tanto complejo y farragoso por el consenso que requiere y, según Nadal, podría tarda unos dos años –siendo muy optimista–. «Además, no sé si estamos en el mejor momento para pasar cuotas a los comerciantes», apuntaba el concejal. Pese a todas estas circunstancias, Nadal se compromete a acompañar a los núcleos comerciales interesados en tirar adelante una APEU adaptada a la situación.

Prueba de su compromiso es la subvención que ha pedido la empresa pública Mercats de Tarragona a la Generalitat de Catalunya y que permitirá encargar un estudio sobre las posibles APEUs que podrían prosperar en Tarragona. La más clara, la Illa Corsini.

2. Los bonos descuento

Dejando a parte el futuro y centrándose en el presente, Nadal habla de otro de los proyectos estrella de su mandato: los bonos descuento. El Ayuntamiento entrega un total de 500.000 euros en forma de bonos de cinco euros para gastar en los negocios de la ciudad, ya sean tiendas, hoteles o restaurantes. «Es una ayuda directa a los comerciantes, pero también beneficia a los usuarios finales», dijo el concejal, quien aprovechó e hizo un llamamiento a los comercios de Tarragona para que se inscriban a la iniciativa. Solo hay dos requisitos: que sea una empresa con menos de 50 trabajadores y que no tenga deudas con la administración. Los bonos descuento se podrán utilizar desde el próximo 22 de octubre y hasta el día de Reyes.

3. 50 estudiantes en busca de las inquietudes de los comercios

Otra de las cuentas pendientes de Nadal es conocer de primera mano las inquietudes y necesidades de los comerciantes tarraconenses. Para ello, cincuenta alumnos del grado de gestión de ventas y espacios comerciales del Institut Vidal i Barraquer se patearán de arriba a abajo la ciudad, haciendo una encuesta a los empresarios. «Será un especie de canal de comunicación entre el sector y la administración», decía Nadal.

4. Conectar la ciudad, creando circuitos comerciales

Para el concejal es importante conectar la ciudad creando una especie de circuitos comerciales, que nos permitan ir de compras a la Part Alta y, después, bajar hasta El Corte Inglés. Para ello, es necesario «ocupar la vía pública con actividades y vincular así los ejes comerciales». Quizás la clave del éxito, según Nadal, pase por cerrar calles y dinamizar culturalmente el espacio. Por eso, la concejalía pondrá en marcha un trenecito que recorrerá la ciudad con el fin de demostrar «que todo está muy cerca y que Tarragona es un solo centro comercial».

5. Más colaboración entre los departamentos municipales

La poca conexión entre las diferentes concejalías del Ayuntamiento tampoco ha ayudado al sector. Nadal quiere romper con esta estanqueidad y tira adelante una mesa permanente de trabajo con los departamentos de turismo, cultura y territorio, para conseguir poner en solfa varios aspectos y trabajar conjuntamente por la dinamización comercial de la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También