Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las defensas del Caso Inipro quieren anular como prueba un disco duro

La persona que encontró el aparato está citada a declarar el 10 de marzo para que aclare en qué circunstancias lo halló

Àngel Juanpere

Whatsapp
Begoña Floria 'que salía en el disco duro' declaró en los Juzgados el pasado 19 de enero.  Foto: Lluís Milián

Begoña Floria 'que salía en el disco duro' declaró en los Juzgados el pasado 19 de enero. Foto: Lluís Milián

Cuando la instrucción del Caso Inipro está a punto de llegar a su fin, para el 10 de marzo está prevista la declaración de la persona que encontró un disco duro que contenía centenares de correos electrónicos entre Antonio Muñoz, Gustavo Cuadrado y Begoña Floria. De la información extraída de este aparato el juez determinó que había base incriminatoria contra la portavoz del Equipo de Gobierno, Begoña Floria, y también contra el exjefe de gabinete del alcalde Ballesteros, Gustavo Cuadrado. Las defensas intentan por todos los medios que dicha prueba, supuestamente incriminatoria, se desestime, y por extensión todas las actuaciones que se han hecho en base a dicha información.

Uno de los objetivos que tenía el juez instructor durante las investigaciones era encontrar los correos enviados y recibidos por el exgerente del Institut Municipal de Serveis Socials de Tarragona, (IMSST), Antonio Muñoz. Para ello, la Guardia Civil registró diferentes edificios municipales el 9 de octubre. Uno de ellos fue el propio ayuntamiento, que fue objeto de una «intensa e infructuosa búsqueda», recordaba el juez en uno de los autos. Y es que en la denuncia inicial de la CUP –que dio origen al procedimiento– se señalaba la existencia de un mensaje de correo electrónico que Muñoz podría haber intercambiado con Inipro con anterioridad a la formalización de la invitación al procedimiento negociado sin publicidad, «con lo que se pondría de manifiesto el carácter presuntamente fraudulento de la contratación efectuada», recordaba el magistrado Joaquín Elías Gadea en uno de sus escritos. Lo mismo hizo la Guardia Civil el 27 de octubre del mismo año en el domicilio del sospechoso, sin que fuera encontrada dicha información.

Uno de los trabajadores del IMSST declaró ante el juez como testigo el 23 de febrero. Posteriormente encontró «por casualidad» el disco duro. Ante ello, dos días después el juez instructor decidió abrir una pieza separada del caso y decretar el secreto de las actuaciones.

El pasado 15 de noviembre, una vez levantado el secreto de sumario, el juez indicaba que de las indagaciones realizadas por la Guardia Civil sobre el contenido del disco duro se ponía todavía más de manifiesto la contratación irregular de Inipro, y ahondaba en la implicación de Begoña Floria, Gustavo Cuadrado y el propio Antonio Muñoz.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También