Las denuncias por violencia de género suben un 12% en un año en Tarragona

La principal razón de este incremento es que, durante el confinamiento derivado de la pandemia, la víctima no podía acudir a la policía porque convivía 24 horas con su agresor

CARLA POMEROL

Whatsapp
La tendencia de casos de violencia machista sigue al alza, según los expertos. FOTO: EFE

La tendencia de casos de violencia machista sigue al alza, según los expertos. FOTO: EFE

Las denuncias por violencia de género y por violencia doméstica han aumentado un 12% en el Tarragonès respecto al mismo período del año pasado. Así lo aseguran fuentes de los Mossos d’Esquadra, quienes llevan un seguimiento de este tipo de delitos. La tendencia es más o menos igual en el resto del Estado español. Según los expertos en la materia, la principal razón de este incremento tiene que ver con qué, durante el confinamiento, las víctimas estaban las 24 horas del día bajo el control de su agresor, lo que les impedía acercarse a una comisaría para denunciar. Además, una vez el confinamiento se acabó y la víctima recuperó parte de libertad, el agresor intensificó la violencia, lo que generó más presión para la mujer y, por lo tanto, más probabilidades de poner la denuncia.

Todos los datos, tanto los policiales como los que manejan las diferentes administraciones, coinciden en qué existe un repunte en las denuncias por violencia machista. «Con la pandemia, los conflictos dentro del domicilio han aumentado notablemente, y esto se explica porque hemos pasado más horas en casa. Nos referimos a lesiones, a abusos sexuales en el ámbito familiar y a otros tipos de violencia», asegura el responsable de los Mossos d’Esquadra en Tarragona, el inspector Ramon Franquès.

La tendencia sigue al alza. Así nos lo muestran los datos recogidos por el Institut Català de les Dones –organismo que pertenece a la Generalitat de Catalunya– y que lleva la cuenta de cuántas mujeres han llamado al número 900 900 120 –la línea de atención contra la violencia machista– en la demarcación. En enero de este año fueron 73, en febrero 53, en marzo 77 y, el último mes registrado, en abril, 105. En cambio, durante todo el año pasado, se hicieron un total de 927 llamadas. Todo indica que este 2021 será de récord.

El aumento de casos y de denuncias por este tipo de violencia contra las mujeres también se ha visto reflejado en el incremento de usuarias de ATENPRO, un servicio telefónico de atención y protección a las víctimas de violencia de género. «Esperábamos que tras el confinamiento hubiera un repunte, ya que el hecho de convivir tanto tiempo víctima y agresor hace que la situación sea muy crítica», explica Josepa Clavero, responsable de la unidad de violencia sobre las mujeres de la Subdelegación del Gobierno en Tarragona, quien añade que «en el momento que las puertas de casa se vuelven a abrir, los agresores quieren volver a tener el control de sus víctimas y, entonces, hay un repunte de violencia que hace que las mujeres denuncien».

Desde el SIAD –el Servei d’Informació y Atenció a les Dones, que depende del Ayuntamiento–, aseguran que se ha detectado un «ligero» incremento de casos de violencia psicológica respecto el año pasado, «que podría deberse al hecho convivencial derivado del período de confinamiento». Una versión que coincide con el resto de expertos.

Quien también ha notado y mucho el aumento de estos casos son los abogados del turno de oficio, especializados en víctimas de violencia. Es el caso de Fina Méndez, presidenta de la Comissió per a la Conciliació i Polítiques d’Igualtat del Col·legi de l’Advocacia de Tarragona. «Este repunte ha supuesto un incremento en las asistencias de los letrados, y no solo por el aumento de denuncias, sinó porque, con la nueva normativa, la víctima tiene derecho a la asistencia desde el minuto 0», comenta Méndez, quien se explica: «Antes, la policía llamaba al letrado de guardia y este actuaba cuando las diligencias se judicializaban. Ahora, el abogado debe acudir desde el principio, en la comisaría».

Por todo ello, la Generalitat ha puesto en marcha una red de servicios especializados para minimizar los casos de violencia machista y para animar a las víctimas a denunciar. «El gobierno prevé doblar los recursos en los presupuestos del año que viene», asegura la coordinadora territorial de Igualtat i Feminismes de la Generalitat en Tarragona, Eva Ferran Roig, quien añade que «un ejemplo de lo que se hace es la línea 900, un teléfono gratuito y confidencial operativo los 365 días del año».

Temas

Comentarios

Lea También