Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las entidades vecinales de TGN no renuncian a la totalidad de la subvención municipal

El Ayuntamiento prefiere no abrir todavía la convocatoria, ya que se desconoce si se podrán llevar a cabo actividades como las fiestas de barrio. El trámite había quedado paralizado

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo de un acto gastronómico, dentro de las fiestas de Sant Pere de El Serrallo, en julio del año pasado. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Imagen de archivo de un acto gastronómico, dentro de las fiestas de Sant Pere de El Serrallo, en julio del año pasado. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Las asociaciones de vecinos exigen al Ayuntamiento cobrar la totalidad de la subvención anual. Por el momento, ayer se aprobó la cantidad que reciben las entidades para poder hacer frente a los gastos generales, como son el alquiler del local o la línea de teléfono. Pero las asociaciones no se conforman y no piensan renunciar a la partida destinada a la organización de actividades. Por su parte, el Consistorio no lo ve claro. «El trámite está parado hasta que no veamos cómo va desarrollándose el día a día», explica Hermán Pinedo, concejal de Relacions Ciutadanes del Ayuntamiento de Tarragona.

Las ayudas a estas asociaciones se dividen en tres partes. La primera línea tiene que ver con los gastos corrientes y fijos que tiene una entidad de vecinos. Puede ser el alquiler del local, la luz, el agua y el teléfono. La segunda línea es la que hace referencia a los gastos de la organización de actividades, como por ejemplo, las fiestas de barrio. En este caso, normalmente, la ayuda municipal solo cubre una parte de los costes. En el caso de las federaciones, también optan a recibir una tercera partida destinada a la promoción de las asociaciones federadas.

El estado de alarma pilló a estas asociaciones en medio del plazo para solicitar las subvenciones anuales. El trámite quedó paralizado hasta a finales de abril, cuando el Ayuntamiento accedió a procesar la línea 1 de la ayuda, la referente a gastos corrientes. «Por mucho que todo estuviera parado, nosotros teníamos que pagar. Las entidades necesitamos liquidez», explica Gemma Fusté, presidenta de la Federació d’Associacions de Veïns de Llevant.

La primera parte quedó ayer solucionada, con la aprobación del documento. Ahora, la preocupación de estas entidades es la de cobrar la línea 2 de la subvención, aquella que refiere a la organización de actividades, que pende de un hilo por no saber si se podrán celebrar las fiestas de barrio. «No solo servimos para hacer fiestas. Nuestro papel va más allá y es crucial para recuperarnos», comenta Fusté.

Alfonso López, presidente de la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT), explica que «nuestra intención es innovar, reinventarnos. Quizás no podemos juntarnos todo el barrio, pero sí podemos celebrar la semana cultural o cursos para la tercera edad, por ejemplo». Las asociaciones coinciden en asegurar que en caso de no gastarse el dinero, sería devuelto a las arcas municipales.

Una reunión

Pero, según el concejal Pinedo, la cosa no es tan fácil como parece. «Si la asociación en cuestión organiza una fiesta o un acto y luego no se celebra, deberá devolver el dinero al Consistorio. No podrá gastarse el dinero en otra cosa», explica Pinedo, quien añade que no la subvención no se denegará a nadie, sino que, «por el momento, el trámite está parado a causa del estado de alarma».

El próximo lunes, el concejal se reunirá con los representantes de las federaciones y estos deberán poner una propuesta encima de la mesa sobre las actividades que tienen previsto llevar a cabo.

Temas

Comentarios

Lea También