Más de Tarragona

Las 'escuelas verdes' salen a la caza de la basura que se deja fuera de lugar en Tarragona

Doce centros educativos han identificado vertederos descontrolados y propuesto soluciones

Norian Muñoz

Whatsapp
Los alumnos hicieron fotos y ubicaron sus hallazgos en un mapa de la ciudad.   Foto: Cedida

Los alumnos hicieron fotos y ubicaron sus hallazgos en un mapa de la ciudad. Foto: Cedida

Una voz infantil pregunta: «¿Sabías que cada año se queman en la incineradora de Tarragona 45.000 toneladas del contenedor gris? En cambio todo lo que va al resto de contenedores se recicla y no se quema».

Así comienza el vídeo que han elaborado alumnos de 12 de las 21 ‘Escuelas verdes’ de Tarragona. Es el resultado de la acción de este año en la que se han propuesto hacer su propio análisis de la situación de los vertederos incontrolados que hay en la ciudad.

El vídeo que harán llegar a sus familias y, por extensión, a la ciudad, a propósito de la Setmana de la Natura, expone lo que los niños y adolescentes de escuelas e institutos se han encontrado tras recorrer el entorno de sus propios centros que se encuentran repartidos por toda Tarragona. 

En algunos casos han ido con sus padres y en otros han salido de ‘excursión’ con los profesores y otros compañeros para identificar los vertederos. Si se encontraban sitios donde se acumulaba la basura fuera de lugar hacían fotografías, tipificaban los desperdicios que había, y documentaban el lugar.

Gracias al trabajo de los alumnos pudieron elaborar un mapa de la ciudad para ubicar aquellos puntos. La información incluso le ha sido útil al Departament de Neteja del Ayuntamiento de Tarragona para ubicar y actuar en algún sitio del que no tenían noticia.

Puro sentido común

Cada escuela instituto o centro de educación especial, decidió la forma de hacer su propia investigación. En algunas, de hecho, se involucró hasta a los alumnos más pequeños. 

A partir de allí hubo debates en clase y cada uno sacó sus propias conclusiones, algunas de tanto sentido común como el hecho de que todos los residuos que encontraron fuera de lugar podían haber ido perfectamente a la Deixalleria municipal o a cualquiera de las deixallerias móviles que cada semana se instalan en distintos puntos de la ciudad.

Algunos de los centros participantes incluso fueron más allá y ellos mismos realizaron jornadas de limpieza en su entorno más cercano. 

Reciclar y cargar el móvil

Gracias a su investigación los niños y adolescentes eligieron algunos de los datos que más pueden remover conciencias, como que «cada habitante de Tarragona genera más de 1,4 kg de basura al día. ¡Eso hace más de 500 kg por habitante al año!».

Los estudiantes también, como no, ofrecieron soluciones, como recordar que el papel se puede «reutilizar hasta 11 veces y después se recicla». También lanzaban a los mayores mensajes con ejemplos como que: «Reciclando tres botellas de vidrio tenemos energía suficiente para cargar el móvil un año».

Los jóvenes terminaban recordando las opciones que tienen los ciudadanos para deshacerse de desperdicios voluminosos que no caben en los contenedores como la aplicación Epp! o el Telèfon verd (977 296 222).

Temas

Comentarios

Lea También