Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las obras de urbanización de la Plaça Corsini empezarán en agosto

En pocas semanas está previsto que comience la última fase de los trabajos para la recuperación definitiva de un entorno que ha estado durante más de diez años patas arriba

Núria Riu

Whatsapp
Estado actual de la Plaça Corsini, tras retirarse la antigua carpa en la que durante más de diez años estuvieron los paradistas del Mercat Central.

Estado actual de la Plaça Corsini, tras retirarse la antigua carpa en la que durante más de diez años estuvieron los paradistas del Mercat Central.

La última fase para la recuperación del Mercat Central y su entorno está a punto de iniciarse. Se trata de las obras de urbanización de la Plaça Corsini que, según la concejal de Comerç, Elvira Ferrando, «podemos asegurar que empezarán a lo largo del mes de agosto». La presidenta de Espimsa hace el anuncio después de que el pasado 4 de julio se firmó el acta de replanteamiento de la obra con la empresa Cobra Instalaciones y Servicios SA. De hecho, el viernes ya empezaron los trabajos preliminares, con la construcción de un muro de contención, que permitirá comenzar la obra propiamente dicha.

Ferrando se muestra «satisfecha» con el cronograma de la intervención. La inauguración del mercado fue el 16 de marzo y una semana más tarde, en concreto el día 27, empezaba a retirarse la antigua carpa. Los trabajos se hicieron con celeridad y acabaron a mediados de mayo, con lo que hace más de dos meses que está la superficie vallada en su perímetro.

En un primer momento, el Ayuntamiento aseguró que, a la espera de iniciar la urbanización definitiva, se colocaría una capa de hormigón, de forma que no se cerraría la plaza. Ahora, Ferrando dice que, teniendo en cuenta la proximidad del inicio de las obras esto no ha sido necesario.

Se instalará una pérgola, tres bancos y seis macetas con árboles

Ferrando se muestra optimista de cara al fin de las obras. En la licitación del Ministerio de Fomento se fijó un plazo de ejecución de dieciséis meses, según el cual, el proyecto debía estar listo a finales de 2018. «Puedo asegurar que este calendario será inferior. Esto nos viene por el 1% Cultural del Ministerio de Fomento, y entiendo que cogieron dos ejercicios, pero, con lo que nos han dicho los técnicos, la idea es que estén a finales de año», defiende la presidenta de Espimsa. «En todo caso –aclara– trabajaremos para que estén acabadas el primer trimestre del año que viene».

A lo largo de estos meses se han introducido algunos cambios en un proyecto que la empresa Cobra se adjudicó por valor de 399.227,73 euros (IVA incluido). En el extremo de la calle Canyellas se instalará una pérgola, tres bancos y seis macetas con árboles. Y, en el centro, una fuente de acero modelo Tarragona, como la que hay en el acceso de la Plaça de la Font. Un mobiliario que «tiene en cuenta que los vehículos de urgencias y los marchantes del mercadillo puedan acceder al centro de la plaza», describe Ferrando. 

Primer Sant Magí
La edil responsable del área de Comerç, Relacions Ciutadanes i Universitats valora que esto debe servir para «pasar página y trabajar todos a una para potenciar la zona». De hecho, un primer paso serán las fiesta de Sant Magí, que este año se desplazarán también hacia la zona del Mercat Central, con actos como la Sindriada y la Watermelon. 

Aunque durante las fiestas, las obras ya deberían estar en marcha, Ferrando considera que no supondrá un problema. «El conjunto del entorno del Mercat es una superficie muy grande, que debemos concebir como un todo», decía.

Pintores y música en directo durante los fines de semana

Tras más de diez años de obras, el comercio en este entorno está tocado. Han cerrado establecimientos y la administración local tiene ahora un enorme trabajo por delante para recuperar el dinamismo comercial que en su día tuvieron las calles del centro. Unió tiene más de 65 locales en alquiler, la situación en Apodaca es aún peor. Por lo que se espera que la reapertura del Mercat Central no tan solo sirva para dinamizar de nuevo todo este eje comercial, sino que hay confianza en que el  edificio Modernista se haga un sitio en las rutas turísticas, con todo lo que conlleva entrar dentro de los circuitos.

Ferrando defiende que este espacio debe ser «el punto neurálgico de dinamización de la cultura y la gastronomía de la ciudad». La edil defiende una plaza «con una personalidad propia». En la que los sábados por la mañana pueda ser «de los pintores y de la pintura», mientras que en las tardes de los fines de semana puedan programarse conciertos de jazz y rock. 

Para arrancar con esta programación ya tiene concretados algunos eventos que van a celebrarse. Es el caso de la primera Fira del Pa, junto con el Gremi de Forners de Tarragona, que se pondría en marcha para reivindicar el papel del pan elaborado de forma tradicional. 

Los vecinos temen que se convierta en una nueva plaza de terrazas

El Concurs de Colles Sardanistes de Catalunya es otra de las opciones encima de la mesa. «Es una zona que necesita que la respaldamos muchísimo y Corsini será la guinda del pastel», añade. 

Una mala planificación
Núria Sabat, presidenta de la Associació de Veïns Tarragona Centre, lamenta que durante todo este verano la plaza ha permanecido cerrada. «Se ha perdido una oportunidad», afirma. Lo atribuye a una «mala planificación» en los trámites, y teme que si el plazo de ejecución que fijó el Ejecutivo Central es de dieciséis meses, se espere hasta el último momentos antes de iniciar las obras. «No puedo imaginarse tener la plaza así todo un año», asegura.

Los vecinos mantienen asiduamente reuniones con la concejal, en las que también asiste el titular de Territori, Josep Maria Milà, para conocer la evolución de los trabajos. La próxima será el martes por la tarde y en ésta también asistirá el titular de Espai Públic, Josep Acero. Y es que, una de las preocupaciones que mantienen los residentes es que esto acabe convirtiéndose en la nueva zona de terrazas en el centro de la ciudad, con molestias para los vecinos.

Quiere organizar-se la fiesta de fin de Año en este espacio

En breve también se dará a conocer la propuesta definitiva para que se instale el reloj de carillón que cada día, a las doce del mediodía, dará las horas con la Amparito y el Seguici Popular.

¿El Fin de Año en Corsini?
Y a partir de este reloj, Ferrando da a conocer otra de las ideas que tiene en mente y que dice que en este caso comparte con el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros. Persigue la voluntad de organizar la fiesta de Fin de Año en este entorno, con el carillón dando las doce campanadas. «Sería maravilloso, tener toda la fachada del Mercat iluminada, con las terracitas y esperando para comer las uvas, con TV3 haciendo la retransmisión desde Tarragona y después una orquesta en la plaza». Ferrando ve complicado que ésta sea la imagen para despedir 2017. Aunque tampoco lo descarta del todo.

Temas

Comentarios

Lea También