Más de Tarragona

Las obras del barrio de Ten Brinke se retrasan hasta el mes de enero

El calendario se ha visto condicionado por unos trabajos que tiene que hacer la compañía eléctrica Endesa

Núria Riu

Whatsapp
Aún no han podido quitarse las torres eléctricas de la línea, que irá soterrada. FOTO: pere ferré

Aún no han podido quitarse las torres eléctricas de la línea, que irá soterrada. FOTO: pere ferré

Las obras de urbanización del plan parcial 10, más conocido como el de Ten Brinke, no finalizarán el 19 de noviembre según estaba previsto a inicios de verano. El calendario ha tenido que ajustarse a causa de unos trabajos que tiene que hacer la compañía eléctrica Endesa y que no se iniciarán hasta dentro de unas semanas. «La parte de obra civil que dependía de nosotros está hecha, pero no podemos seguir hasta que la empresa haya acabado con lo suyo», explicaba el concejal de Territori, Xavier Puig.

Los trabajos afectan al soterramiento de la línea de alta tensión que cruza el nuevo barrio. «La nueva ya está instalada y ahora hay que programar una descarga, para la desconexión y posterior conexión, sin que nadie se quede sin servicio, porque es una línea muy importante», apuntaba el tercer teniente de alcalde. Cuando finalice esta operación tendrá que procederse al desmontaje de las torres eléctricas y, a partir de ahí, podrá continuarse con el movimiento de tierras y la urbanización de este ámbito, que había quedado aparcado a la espera de que se realizaran estos trabajos.

Según el calendario del que dispone el Ayuntamiento, Endesa tiene previsto iniciar esta actuación a partir del 5 de noviembre y debería acabarse antes de Navidad. De acuerdo con esto, los servicios municipales de Territori calculan que a lo largo del mes de enero podrá darse por acabada la fase de urbanización del nuevo barrio.

Más allá de la demora en el plazo de finalización de las obras, el hecho de que la compañía eléctrica haya tardado más de lo previsto en iniciar su parte de la actuación ha impedido la apertura del nuevo vial de acceso a los barrios de Bonavista y Buenos Aires. Inicialmente, el Ayuntamiento tenía previsto que a mediados de septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar, este ya podría abrirse. No obstante, una parte del trazado del nuevo vial discurre por debajo del cableado eléctrico y, por tanto, está en la parte en la que aún no ha finalizado el movimiento de tierras. 

Mientras tanto, los empleados la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Comsa y Regasa, que es la encargada de la ejecución de la obra, siguen con la adecuación del futuro carril bici y ultimando las aceras. También se ha instalado el alumbrado público y queda la parte relacionada con la plantación de la vegetación. 

A partir de ahí, los propietarios de los terrenos podrán empezar a pedir las licencias para iniciar la construcción. Un paso, no obstante, que ahora no pueden dar, ya que hasta que no se aprueben definitivamente las normas subsidiarias urbanísticas, este trámite está congelado. Las obras de urbanización del PP10 arrancaron en mayo de 2020 y afectan a una superficie de 300.000 metros cuadrados. 

Temas

Comentarios

Lea También