Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las obras del nuevo Sant Jordi empezarán la próxima semana

La empresa adjudicataria recibió la licencia de obras por parte del Ayuntamiento el pasado 7 de octubre y tiene de plazo hasta el 7 de noviembre para iniciar las actuaciones

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de esta semana del solar donde se alzará en futuro equipamiento deportivo y educativo. Foto: Lluís Milián

Imagen de esta semana del solar donde se alzará en futuro equipamiento deportivo y educativo. Foto: Lluís Milián

El esperado nuevo Complex Sant Jordi empezará a ser una realidad la próxima semana. Según ha podido saber el Diari, antes del 7 de noviembre se iniciarán las obras de construcción del futuro equipamiento deportivo que también permitirá ampliar la actual residencia de estudiantes de la Universitat Rovira i Virgili (URV).

El pasado mes de junio, la institución universitaria adjudicó a la empresa Viding SLU la construcción y la posterior gestión para cuarenta años del Sant Jordi, un espacio que cerró en 2004 y que fue derribado durante el verano de 2009. Posteriormente la compañía presentó los pertinentes proyectos y solicitó los permisos urbanísticos al Consistorio, que los concedió el pasado 7 de octubre. Desde ese momento, la firma tiene un mes para iniciar las actuaciones. Este plazo finaliza el sábado 7 de noviembre, por lo que la construcción –que llevará a cabo la empresa OHL–se iniciará la próxima semana con los movimientos de tierra.

El vicerrector d’Organització i Recursos de la URV, Xavier Farriol, destacó que la noticia «demuestra que el proyecto ya no tiene marcha atrás» para que el emplazamiento sea una realidad a principios de 2017, pocos meses antes del inicio de los Juegos del Mediterráneo de 2017. El representante de la URV recordó que el espacio «servirá para la competición de voleibol durante los Juegos», pero que después se remodelará para dar un uso ciudadano «especialmente para la comunidad universitaria».

Por su parte, el concejal de Tarragona 2017 del Ayuntamiento de Tarragona, Javier Villamayor (PSC), remarcó que el inminente inicio de las actuaciones «demuestra el buen trabajo que se está llevando a cabo de forma conjunta entre el Consistorio, la universidad y la Generalitat».

Villamayor destacó asimismo que el hecho de poder tirar hacia adelante el proyecto «será muy importante, ya que con la excusa de los Juegos la ciudad recuperará un espacio céntrico que ahora estaba abandonado y muy deteriorado».

Plaza y aparcamiento

El presupuesto global de las actuaciones asciende a 11,9 millones de euros y las obras comprenden la construcción de una nueva residencia para estudiantes, una plaza, un aparcamiento y un pabellón deportivo que servirá para albergar la competición de voleibol de los Juegos del Mediterráneo de 2017.

Según el timing previsto, las actuaciones se alargarán por un espacio de diez meses, mientras que la empresa encargada de la ejecución de las obras se compromete a tener finalizados todos los trabajos el 5 de mayo de 2017, justo un mes y medio antes del inicio del esperado evento. Este calendario permitirá también que la residencia pueda ser una realidad para el curso universitario 2017/18.

El nuevo proyecto contempla un equipamiento de 9.050 metros cuadrados con planta baja y tres de altura. Este espacio contará entre mayo y julio de 2017 con una pista de voleibol en su primera planta, que servirá para dar cobertura a los juegos. Tras la finalización del evento, la instalación se transformará para dar cabida a una piscina que dará servicio a los vecinos del entorno.

Asimismo, el espacio contará con salas de fitness y musculación, así como pistas de pádel y una cafetería. La comunidad universitaria contará con un descuento del 25% en los precios que marcará la empresa concesionaria del espacio, que será directament Viding SLU.

Asimismo, el nuevo complejo contará con un aparcamiento de 2.027 metros cuadrados que permitirá dar cabida a un total de ochenta vehículos.

De forma paralela, la segunda gran actuación que contempla el proyecto es una nueva residencia para estudiantes de la URV. Actualmente ya existe la Sant Jordi, que se encuentra en ese mismo entorno, pero ésta no es suficiente para satisfacer las necesidades actuales. Por ello, junto al actual edificio residencial se construirá otro nuevo que tendrá una capacidad para 80 personas y al que se accederá desde la Avinguda Lluís Companys. La superficie total de este inmueble será de 3.211 metros cuadrados y contará con planta baja y cuatro niveles de altura. Estos nuevos alojamientos contarán con 25 m2 por residencia y tendrán equipamientos completos con cocina. También habrá una plaza de relación con el entorno, que tendrá 1.487 m2 y que conectará la zona deportiva con las dos residencias universitarias y servirá como zona de paso.

El Palau d’Esports, también

Por otra parte, el pleno municipal de mañana aprobará «poner a disposición de la Generalitat de Catalunya un solar de 9.225 metros cuadrados de propiedad municipal para la construcción del futuro Palau d’Esports», según se indica en el orden del día de la sesión municipal.

De esta forma, el Consistorio da un nuevo paso urbanístico para que el esperado pabellón para 5.000 espectadores pueda ser una realidad. De momento, el Govern tiene en marcha la licitación pública, en la que 16 empresas ya han mostrado su interés para concursar.

Según el calendario previsto, la apertura de las ofertas técnicas se realizará hoy, mientras que la de las económicas se llevará a cabo el próximo 17 de noviembre. Los cálculos son que la adjudicación de las obras se realice el 7 de diciembre para que la construcción de este equipamiento de Campclar se inicie el próximo mes de febrero y pueda ser una realidad durante el primer trimestre de 2017.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También