Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las obras en el Museu Arqueològic no empezarán como mínimo hasta junio

El proyecto de acondicionamiento del edificio de la Plaça del Rei aún no está licitado y su ejecución estará sujeta a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado

Núria Riu

Whatsapp
Las puertas del Museu Arqueològic en la Plaça del Rei están cerradas a cal y canto desde el mes de agosto. FOTO: pere ferré

Las puertas del Museu Arqueològic en la Plaça del Rei están cerradas a cal y canto desde el mes de agosto. FOTO: pere ferré

Cuando el pasado 11 de abril el Departament de Cultura de la Generalitat mandó una nota de prensa en la que informaba de que se iniciaba la primera fase de reforma arquitectónica del Museu Nacional Arqueològic de Tarragona (MNAT), uno podría pensar que a estas alturas las obras ya estarían en marcha. Ayer se cumplían siete meses de esta fecha y los albañiles aún no han entrado en el edificio de la Plaça del Rei. La puerta permanece cerrada a cal y canto y no será, como mínimo, hasta junio cuando empezarán los trabajos propiamente dichos.

El proyecto, obra de los arquitectos tarraconenses Miquel Orellana y Rubén Las Heras, no está aún licitado ni, por tanto, adjudicado. No obstante, sí que tiene luz verde por parte del Ayuntamiento y de la Comissió de Patrimoni de la Generalitat, lo que permitirá que en cuestión de días pueda darse la licencia de obras. La directora del Museu Nacional Arqueològic de Tarragona, Mònica Borrell, apunta que «todo sigue su ritmo según lo previsto».

El inmueble cerró sus puertas el 15 de abril para iniciar la operación de traslado. Hacía muchos meses que se venía trabajando en éste, que se llevó a cabo a contrarreloj para poder abrir la nueva exposición de Síntesis en el Tinglado 4. Y es que la muestra era una de las apuestas que se hizo dentro del programa cultural de los Juegos Mediterráneos. 
En las semanas siguientes al cierre del edificio se trabajó intensamente. También en los meses posteriores. Este es un proyecto que afecta a varias administraciones. Así, la Generalitat es la que se hace cargo del traslado y restauración de las piezas. Una operación valorada en 210.000 euros, que continuó hasta el mes de julio. El museo provisional ya estaba abierto y los trabajos se trasladaron al almacén, en el que se están etiquetando y reubicando las piezas. Así que desde el mes de agosto no se ha recuperado la actividad en el edificio ubicado en la Part Alta. «Quedan algunas piezas grandes que aún hay que trasladar. A ver si entre diciembre y enero puede hacerse», argumenta Borrell.

Por su parte, el Ministerio de Cultura y Deporte está ultimando las bases para la licitación de un proyecto que en esta primera fase está presupuestada en 4.023.000 euros. El Estado, como titular del equipamiento, es el que debe encargarse de esta parte. En este caso, todas las administraciones afectadas están alineadas. Tanto el Gobierno de Madrid como la Generalitat y el Ayuntamiento de Tarragona coinciden en que se está avanzando según el compromiso adquirido. La licitación está prevista para antes de fin de año para que, según los plazos previstos en una obra de estas características, la ejecución pueda empezar con el inicio del verano. «Si comienza la obra en junio significa que se están siguiendo todos los tempos marcados. Es la clave, porque sino ya nos iríamos a septiembre», argumenta la directora del MNAT.

El Estado anunició una inversión de cuatro millones para desbloquear el proyecto

Aunque hay un elemento no menos importante que condicionará el inicio: que el Ejecutivo Central pueda sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para que la inversión pueda seguir según el curso previsto. En las cuentas de este 2018 se incluía una partida de dos millones de euros para la climatización, mientras que se hacía una proyección de otros 500.000 para 2019. Las cifras que tenía previstas el Gobierno del Partido Popular no se correspondían con los más de cuatro millones de euros de inversión que contempla el proyecto.

Hace unas semanas, el ministro de Cultura, José Guirao, y la consellera de Cultura, Laura Borràs, se reunieron para abordar las inversiones pendientes. El MNAT fue uno de los temas que estuvo encima de la mesa y, según trascendió, la administración central se comprometió a que en los presupuestos para 2019 habría una partida de cuatro millones de euros para desbloquear este proyecto. Además, Guirao aseguró otros doce millones para el Arxiu Històric y un millón para la Necròpolis. 

Salir de la precariedad
Esta primera fase de obras contempla el acondicionamiento arquitectónico y climatización del edificio. El inmueble, que desde 1960 acoge al museo más antiguo de Catalunya en su especialidad, tenía unas instalaciones precarias. Problemas de accesibilidad para los visitantes; de confort para los trabajadores, que habían denunciado el frío que pasaban en invierno e incluso tenían una sentencia que lo reconocía; y, finalmente, éste no cumplía con unas mínimas condiciones de seguridad para las piezas. El tejado del edificio aún es de cañas, de forma que si en cualquier momento se hubiera producido un incendio la colección hubiera podido quedar completamente destruida.

Según el calendario con el que se está trabajando, las obras está previsto que finalicen en 2020. A partir de ahí, se iniciará la segunda parte, que afectará a la museografía. El proyecto se está redactando y es el Departament de Cultura de la Generalitat el que debe hacerse cargo de esta parte, que supone una inversión aproximada de 1,1 millones de euros. La nueva exposición permanente está previsto que abra al público en 2021, con un nuevo discurso renovado y actual y una museografía moderna y experiencial.
Finalmente, la tercera fase concentrará un itinerario conceptual y museográfico que unirá el MNAT con el Pretori y las Voltes del Circ. Un proyecto conjunto con el Museu d’Història de la Ciutat del Ayuntamiento de Tarragona que tiene como voluntad hacer de este polo patrimonial el epicentro del conocimiento del pasado romano de Tarraco y la romanidad en Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También