Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona URBANISMO

Las obras para los Juegos de 2018 generan mil puestos de trabajo

La construcción de instalaciones crea 530 nuevos empleos directos y más de 300 indirectos

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de este jueves de las obras de construcción del Palau d´Esports de Campclar. Foto: Lluís Milián

Imagen de este jueves de las obras de construcción del Palau d´Esports de Campclar. Foto: Lluís Milián

Las obras que se están llevando a cabo para construir y reformar instalaciones deportivas para los Juegos del Mediterráneo de 2018 ya han creado cerca de mil puestos de trabajo. Así lo asegura el concejal del Ayuntamiento de Tarragona encargado de la organización del evento, Javier Villamayor (PSC), quien asegura que «el movimiento que se está generando supone un motor económico para la demarcación».

Durante el pleno municipal de este jueves, el político socialista ha remarcado que las intervenciones para reformar o hacer nuevos equipamientos ha supuesto la creación de 530 empleos directos «y más de 300 de indirectos, según un cálculo muy conservador» afirmó Villamayor tras contestar varias preguntas de diferentes grupos municipales del Saló de Plens.

El edil del PSC detalla que 205 de estos nuevos empleos «son de personas que están trabajando en las actuaciones del Anillo Mediterráneo de Campclar», especialmente las referentes al estadio de atletismo, el Palau d’Esports y los vestuarios del complejo acuático del barrio de Ponent. En concreto, 172 de estos empleos son de operarios de la construcción, mientras que otros 33 «son personal técnico y administrativo» según remarcó Villamayor. Asimismo, el máximo responsable del evento desglosó que 99 personas son las que trabajan en la obra del Palau d’Esports, 44 en el estadio de atletismo, 46 en la urbanización del sector y 16 en la mejora de los vestuarios del polideportivo de Campclar.

A parte de los trabajos directos, el edil indica que estas intervenciones «han empleado a otras 284 personas de forma indirecta, según un estudio económico muy conservador», por lo que esta cifra podría ser significativamente superior.

Por otra parte, las obras del Nou Estadi del Gimnàstic «están ocupando a unas 20 personas», que se suman a «las 62 del nuevo Complex Sant Jordi, que van a muy buen ritmo y estarán listas según el calendario previsto», remarca un Villamayor que, sobre esta obra, afirma que «la empresa Viding ha puesto a disposición de la organización el Sant Jordi como espacio de calentamiento de los atletas» y que la competición de voleibol –que debía llevarse a cabo en el espacio de la Avinguda Andorra– «se disputará en otra instalación, que podría ser la Tarraco Arena Plaça»..

El responsable del evento especificado también que en las obras de los 13 municipios que también son sedes «trabajan 220 personas más» en unas inversiones que, de forma global, ascienden a más de 50 millones de euros contando las actuaciones en la ciudad de Tarragona y todas las poblaciones sede.

El sobrecoste: 1,4 millones

Villamayor detalla que el coste del aplazamiento para junio de 2018 «oscilará entre los 1,1 y los 1,4 millones de euros», y que para conocer el detalle de la cifra «estamos estudiando el volumen de personal que necesitamos y el alquiler de las instalaciones».

Asimismo, la sesión municipal de este jueves ha tirado hacia adelante la creación de la comisión de seguimiento de los Juegos. La propuesta llega a raíz de una moción de Ciutadans, apoyada por PSC, PP, Unió y CDC, las abstenciones de ERC e ICV y la oposición de la CUP. La portavoz de los cupaires, Laia Estrada, indica –sin embargo– que «asistiremos a las reuniones para hacer público lo que se diga».

En la misma línea crítica se expresa Pau Ricomà (ERC), que recuerda la «espada de Damocles» que arrastra el evento y reitera que «queremos las cuentas de 2016 y 2017».

Temas

  • TARRAGONA

Lea También