Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las paradas del Mercat Central que no cumplan el horario serán multadas

El consejo de administración de Espimsa acordó ayer trasladar los expedientes al Ayuntamiento y hacer efectivas las sanciones

Carla Pomerol

Whatsapp

El consejo de administración de Espimsa –empresa que gestiona el Mercat Central de Tarragona– acordó ayer por la tarde, por unanimidad, trasladar al Ayuntamiento las actas de inspección de las paradas del mercado que incumplen el horario que marca el reglamento, tramitarlas y, si procede, aplicar las sanciones correspondientes. Estas multas podrían comportar importes entre los 751 y los 1.500 euros. Esto significa que el consistorio hará efectivas las sanciones que se han puesto desde la apertura del mercado, el pasado 16 de marzo.

En la última comisión negociadora, algunos vendedores plantearon su malestar al ver como algunas paradas cumplían los horarios, abriendo los sábados por la tarde, y que otros no lo hacen, «provocando así una imagen poco positiva y una reducción en las ventas», según el Ayuntamiento. Es por esto que Espimsa decidió poner sobre la mesa la cuestión. «Hemos dejado un tiempo de adaptación para los paradistas, casi un año, pero el reglamento debe cumplirse», aseguraba hace unos días la concejal de Comerç y presidenta de Espimsa, Elvira Ferrando. 

La empresa municipal ha realizado desde la apertura del mercado un control exhaustivo del cumplimiento de los horarios. No es extraño ver en el interior del equipamiento personal de Espimsa haciendo fotografías a las paradas cerradas y que no cumplen con el reglamento. 

Las sanciones podrían comportar importes entre los 751 y 1.500 euros

Espimsa asegura que ha ido informando «puntualmente y reiteradamente» de los incumplimientos de los horarios establecidos. En un comunicado enviado desde la empresa, asegura que «todos los vendedores de las paradas conocían las condiciones antes de entrar en el nuevo mercado». Espimsa también explica que el nuevo Mercat está pensado para el nuevo modelo de compras y de clientes, que sigue el patrón del consumo actual. Estas son algunas de las razones por las que se aprobó un reglamento.

Cabe destacar que las primeras en incumplir el horario marcado fueron las pescaderías, que aseguraban que no podían mantener el género hasta el sábado por la tarde. Actualmente, los sábados por la tarde, solamente hay abiertas 12 de las 47 paradas del Mercat Central. Los paradistas que abren aseguran que los clientes ya no entran al mercado, «ya que no hay una oferta completa, porque muchas fruterías, verdulerías y pescaderías permanecen cerradas», aseguraba uno de los paradistas.

No hubo alegaciones

El reglamento fue aprobado en mayo de 2015 y durante el período de exposición al público, no se presentó ninguna alegación. El reglamento marca que las paradas deben estar abiertas de las 9 a las 20 horas de lunes a sábado, pero también existe la posibilidad alternativa de abrir de las 8.30 hasta las 21 horas, bajando la persiana los sábados por la tarde, los lunes por la mañana o cada día al mediodía, de 15.30 a las 17 horas. Solamente se puede escoger una de las tres opciones. A partir de ahora, los vendedores se verán obligados a cumplir con lo acordado y así evitar las sanciones.

Temas

Comentarios

Lea También