Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las pioneras: las mujeres en la política local

Teresa Batet y Maria Tarragó fueron las dos primeras mujeres en los Ayuntamientos de TGN y Reus. Habían estudiado en el mismo colegio

xavier fernández josé

Whatsapp
Teresa, el pasado jueves por la noche en su casa de Tarragona. Fue elegida en 1979. FOTO: fabián acidres

Teresa, el pasado jueves por la noche en su casa de Tarragona. Fue elegida en 1979. FOTO: fabián acidres

Cuando la paridad y las ‘listas cremallera’ no eran siquiera un sueño, dos mujeres rompieron moldes en Tarragona y Reus. Y, paradojas de la vida, habían estudiado en el mismo colegio y el mismo instituto de la capital del Baix Camp, la Escola Maria Cortina y el Institut Salvador Vilaseca.

En las primeras elecciones municipales de la democracia, las de 1979, de las que el miércoles se cumplirán 40 años, Teresa Batet i Pons iba de número 2 en las listas de CiU por Tarragona. El partido obtuvo cuatro de los 27 ediles. En Reus, Maria Tarragó Artells era la quinta en la candidatura convergente. La coalición logró seis ediles de los 25 posibles.

Teresa y Maria fueron las únicas mujeres entre los 52 representantes municipales, aunque posteriormente accedieron Maria Lluïsa García Sánchez (PSC) en Tarragona y Assumpció Cuadrada (también de CiU) en Reus. Cuatro décadas después, Maria recuerda que «como era la primera mujer no me hacían caso. Me sentía sola. Por eso renuncié». Tal como explica Isabel Martínez en el interesante libro Amb veu de dona. Política municipal i dones a Reus (1979-2015), Maria presentó su dimisión en junio de 1981 porque consideraba que «mi labor es inoperante». Tarragó se encargaba de la delegación de Arxius i Museus de Reus. Amb veu de dona nació a partir de una serie de reportajes en Reus Digital.

El alcalde, Carles Martí, pidió   a Maria que reconsiderase su decisión. Le hizo caso hasta que renunció definitivamente en marzo de 1982. A sus 95 años, declinó que el ‘Diari’ la fotografiase.

Comunistas «encantadores»

Quien sí accedió a charlar de lo divino y lo humano fue Teresa Batet. Tiene 87 años llenos de lucidez e ingenio. Como concejala de Sanitat i Medi Ambient, compartió gobierno municipal con el extinto PSUC (Partit Socialista Unificat de Catalunya).  «En 1979, muchos consideraban a los comunistas como diablos. En realidad eran encantadores y educados. Se podía hablar con ellos de cualquier cosa. Aquella fue una etapa maravillosa, esperanzada, ilusionada, constructiva... Creo que todo el mundo tendría que pasar por la política municipal», sostiene. Teresa estuvo una legislatura en el Ayuntamiento. No se presentó en 1983 por motivos personales.

Batet nació en Reus, pero se trasladó a Tarragona en 1958 tras contraer matrimonio con Carles Carcolé. También fue pionera en su vida privada. Cuando la pareja ya tenía tres hijos, Teresa decidió irse un mes a Londres a estudiar inglés. Su marido no le puso inconveniente. Algo perfectamente normal hoy en día, pero no hace cerca de medio siglo. «Siempre me he sentido querida, respetada y libre con mi marido. He podido tomar siempre mis propias decisiones, algo que en mi generación no era habitual», asegura con un deje de orgullo en la voz.
El número 1 de la lista convergente, Josep Sendra, le pidió a Teresa que le acompañase como número 2. Batet no lo dudó un instante. «Pensaba que la mujer tenía que abrir puertas y entrar en política. Dejar el hogar y salir fuera. Podíamos aportar muchísimas cosas. En el Ayuntamiento nadie me cuestionó por ser mujer. Fui una compañera más en todos los aspectos», recuerda.

Batet y García Sánchez coincidieron en Tarragona. Cuadrada sustituyó a Tarragó en Reus. Tres mujeres y 49 hombres de 1979 a 1983. Hoy son 29 hombres y 25 mujeres, casi paridad. Gracias, entre otras, a Teresa, Maria, Maria Lluïsa y Assumpció. Las pioneras. 

Temas

Comentarios