Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las primeras obras para los Juegos de 2018 estarán listas en cien días

La primera fase del Palau d´Esports ya está al 100%. En julio finalizan el segundo y tercer lote para que, en verano, se licite la parte final que permititá abrir el pabellón antes de final de año

Octavi Saumell

Whatsapp
El Anillo Mediterráneo cuenta con 3.600 árboles y un total de 28 hectáreas de extensión. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ FOTO: LLUÍS MILIÁN FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El Anillo Mediterráneo cuenta con 3.600 árboles y un total de 28 hectáreas de extensión. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ FOTO: LLUÍS MILIÁN FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Las primeras construcciones que se utilizarán para las competiciones de los Juegos del Mediterráneo del próximo año estarán listas en menos de cien días. Dejando de lado el Complex Sant Jordi –que finalmente sólo albergará entrenamientos de los atletas–, el próximo mes de junio finalizará la urbanización del Anillo Mediterráneo, la primera gran obra que se abrirá a la ciudad con la vista puesta al avento deportivo del mes de junio de 2018.

El pasado viernes este periódico visitó el estado en el que se encuentran las actuaciones del centro neurálgico de los Juegos, que se organizarán dentro de 15 meses y en las que, a día de hoy, trabajan casi 500 personas: 205 a full time y otras 284 a tiempo parcial o en servicios de transporte.

El Anillo cuenta con un total de 28 hectáreas de extensión y, actualmente, su urbanización ya se ha ejecutado en un 75%, según datos facilitados por el Consistorio. El entorno cuenta con 52.000 metros cuadrados de viales y, en estos momentos, se están acabando de plantar los 3.600 árboles que habrá en el entorno del barrio de Ponent, así como el soterramiento de las líneas de media y alta tensión. Asimismo, el lago laminado ya se ha empezado a llenar y, de hecho, ya se está plantando la vegetación autóctona para atraer a las aves. También se está ultimando la plataforma del campo de rugby.


Cuarta fase para el Palau
Pese a que inicialmente –por el procedimiento de urgencia– se habían previsto tres fases para las obras del Palau d’Esports, finalmente la dirección de las obras ha decidido ralentizar las intervenciones y añadir una cuarta fase para la construcción delpabellón. Así lo han asegurado fuentes del Govern a este periódico, las cuales estiman que la licitación de esta última parte de las obras podría llevarse a cabo a principios de este verano. De esta forma, la instalación podrá entrar en funcionamiento a finales de año.

A día de hoy ya se ha acabado la primera fase y, en tres meses, también estarán listas la segunda y la tercera. La última fase, valorada en unos 2,5 millones de euros, servirá para instalar las telecomunicaciones, la instalación eléctrica, los videomarcadores, la cubierta y el moviliario interior.


Las torres del atletismo
Por lo que se refiere al estadio de atletismo, esta construcción se encuentra ejecutada en un 55%. Ya se ha derribado y construido la gradería, que tendrá capacidad para unos 1.200 espectadores y está homologada para albergar competiciones de carácter internacional. También ha finalizado la instalación del sistema de drenaje y, la próxima semana, se instalarán las cuatro torres de iluminación.

También se ha reservado un espacio de 80 metros para una pista interior de entrenamiento, que estará debajo de la gradería. Tanto el tartán de la pista principal como la de entrenamiento se colocarán cuando haga más calor.


La piscina, con agujero
Otra de las obras que se están realizando son las de la reforma integral del centro deportivo de Campclar, inaugurado en 1985. A día de hoy la reforma de estas instalaciones se encuentra al 40%. Asimismo, también se ha perfilado el agujero en el que deberá construirse la piscina olímpica. Esta actuación está pendiente de la firma del convenio entre el Ayuntamiento y el Gobierno Central para poderse llevar a cabo. «Tengo buenas sensaciones. Hablo a menudo con el Consejo Superior de Deportes (CSD) y espero que tengamos buenas noticias en pocas semanas» afirma Villamayor. La petición del Consistorio es que el Estado asuma los tres millones que costará este equipamiento, así como otros nueve para el presupuesto operativo. Está previsto que el acuerdo entre ambas administraciones se firme antes de abril para poderlo anunciar durante la visita que el Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos realizará a la ciudad el 20 y 21 de abril.

De esta forma, se podrá desbloquear la última gran construcción que falta del Anillo. También queda por reformar el velódromo, pero esta actuación es mucho menor, ya que su presupuesto es de poco más de 300.000 euros. Esta inversión servirá para cambiar los vestuarios y su equipamiento interior, así como la fachada del emplazamiento, ahora muy deteriorada debido a sus tres décadas de actividad.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También