Tarragona Sanidad

Las prótesis personalizadas de rodilla llegan a Tarragona

Distribuidas por Medcom Tech, la Clínica Monegal ya ha realizado dos implantes

ÒSCAR LASCORZ

Whatsapp
Imagen de la operación de este jueves en la Clínica Monegal. FOTO: CEDIDA

Imagen de la operación de este jueves en la Clínica Monegal. FOTO: CEDIDA

Las prótesis de rodilla reemplazan las superficies articulares cuando estas se desgastan. Ayudan a devolver al paciente una mayor movilidad y a eliminar el dolor ocasionado por ese desgaste. El principal inconveniente de las prótesis convencionales es que estas no se adaptan completamente a las rodillas, un problema que, desde hace aproximadamente un mes, se puede solventar en la clínica Monegal de Tarragona.

De la mano de Medcom Tech, empresa dedicada a la comercialización de productos tecnológicamente avanzados en cirugía, ha llegado a la ciudad una prótesis de rodilla explícitamente confeccionada para el cliente.

Hasta ahora, el traumatólogo Jaume Calmet y su equipo habían realizado cirugías de prótesis a medida, pero no personalizadas. Este septiembre ha sido la primera vez que en Tarragona se ha implantado, mediante tecnología de impresión 3D en metal, una prótesis que reproduce anatómicamente la forma de la rodilla del paciente. «Con estas nuevas piezas se añade un plus de adaptabilidad de la prótesis a la anatomía de la rodilla del paciente y no al revés, del paciente a la prótesis, como era hasta ahora», destaca el Doctor Calmet. La cirugía protésica es una técnica muy habitual y que experimenta un crecimiento año tras año.

La prótesis se confecciona mediante una planificación preoperatoria basada en un estudio de imagen por TAC que permite una reconstrucción exacta de la articulación del paciente gracias a la impresora 3D. «Esta cuidada planificación viene a cargo de un ingeniero que procura que la prótesis reproduzca de la mejor manera la biomecánica de la rodilla», puntualiza el Dr. Calmet, quien explica que todo este proceso «permite una precisión mayor que con la técnica habitual».

Las dos intervenciones realizadas hasta la fecha (la última de ellas, el jueves) han resultado satisfactorias. El Dr. Calmet asegura que hay mucha demanda y se muestra convencido de que, por lo tanto, poco a poco más gente se someterá a esta cirugía.

Una operación más precisa

«Es una gran novedad. Una cosa totalmente diferente que permitirá hacer una vida mucho más normal», cree el doctor. Lo cierto es que cerca del 20% de los pacientes operados de prótesis total de rodilla no notan la rodilla subjetivamente normal a pesar de reconocer que la cirugía les ha ayudado mucho y les permite más actividad física que antes. La limitación en el número de diseños hace que las prótesis sean parecidas entre ellas. Con estas nuevas personalizadas, no habrá prótesis iguales.

Para los pacientes con intervenciones previas en el fémur y/o en la tibia, la llegada de esta prótesis es una buena noticia, ya que la cirugía es más sencilla. Desde el punto de vista técnico, el doctor reconoce que en la intervención se disminuye la pérdida de sangre y la anestesia habitual, dado que no es necesario poner guías intramedulares de alineamiento.

Por lo que se refiere al tiempo en quirófano, este puede llegar a reducirse porque no hay lugar a la toma de decisiones, ya que toda la cirugía ha sido previamente diseñada de manera consensuada con el ingeniero biomecánico. «Es una intervención para cirujanos expertos porque no hay plan b al no haber otra prótesis. Todo es más preciso», detalla Calmet.

Temas

Comentarios

Lea También