Las fuertes rachas de viento causan más de 40 incidencias en Tarragona

La demarcación ha sido una de las más castigadas con rachas de viento que han llegado a los 118 km/h en La Riba. En Catalunya se han realizado casi 150 incidencias

Àngel Juanpere / EFE

Whatsapp
El viento ha tirado árboles en la avenida Països catalans de Reus. Foto: Alfredo González

El viento ha tirado árboles en la avenida Països catalans de Reus. Foto: Alfredo González

Las fuertes rachas de viento causan más de 40 incidencias en Tarragona

Las fuertes rachas de viento causan más de 40 incidencias en Tarragona

Las fuertes rachas de viento causan más de 40 incidencias en Tarragona

Las fuertes rachas de viento causan más de 40 incidencias en Tarragona

El anunciado cambio de tiempo, con ráfagas de viento, se ha notado con fuerza en la demarcación de Tarragona. De hecho, en el municipio de La Riba el anemómetro ha marcado una racha máxima de 118 kilómetros por hora.

Otras velocidades importantes han sido los 114 en Rojals y Prades, 109 en Capafonts (Baix Camp), 108 en L'Albiol, (Baix Camp), 95 en El Perelló (Baix Ebre), 89 en Almoster (Baix Camp), 85 en Alforja (Baix Camp)  y Mont-ral (Alt Camp),  84 en Vilaplana (Baix Camp), 79 en Bellvei (Baix Penedès),, 68 en Vila-rodona (Alt Camp) y 64 en La Sénia (Montsià).

Esto ha provocado que los Bombers de la Generalitat hayan tenido que atender 42 emergencias en Tarragona, 23 en la región metropolitana sur, y cuatro en la zona de las Terres de l'Ebre, según ha informado Protección Civil esta tarde. Una de las más importante se ha producido a les 7.43 horas en el pabellón municipal del Serrallo, en Tarragona, donde se ha desprendido una plancha de la claraboya. Dos dotaciones de bomberos se han trasladado al lugar para asegurar la chapa, con la ayuda de la autoescalera. A las nueve y media han terminado su intervención. 

Cabe recordar que el 30 de enero de 2015 el viento ya levantó parte del tejado de dicho pabellón. El aislante de las láminas de la cubierta quedó esparcido por la vía pública, por lo que se tuvo que cortar la calle. Algunos trozos se precipitaron encima de algún vehículo.

Otros servicios

Por otra parte, también en Tarragona pero a las 7.22 horas, una dotación de bomberos ha acudido a la confluencia de la antigua N-340 con el acceso a la autovía A-27. Un árbol ha caído sobre la carretera y entorpecía la circulación.

Y en las Terres de l'Ebre, a las 9.16 horas, dos dotaciones de bomberos del parque de Amposta se han desplazado hasta el polígono industrial Catalunya Sud, en el término de L'Aldea.

Un árbol ha caído encima de un coche. No ha habido heridos.

Por su parte, el viento también ha dificultado la extinción de un incendio de vegetación que se ha declarado a las 8.09 horas en los márgenes de la carretera C-242, a la altura del punto kilométrico 58,700, en el término municipal de Alforja.

El fuego ha sido apagado por dos dotaciones de bomberos de los parques de Cornudella de Montsant y Reus.

También el viento ha influido en la propagación de otro incendio de vegetación que se ha originado a las 12.18 horas a la altura del kilómetro 824 de la carretera N-420 a su paso por el término municipal de Móra d'Ebre.

En las labores de extinción han intervenido seis dotaciones de bomberos de los parques de Móra d'Ebre, Tivissa, Ascó i de la Regió d'Emergències. El fuego ha afectado a 3.000 metros cuadrados de matorral

En Tarragona

A medida que avanzaba la mañana, las intervenciones de los bomberos aumentaban. Sobre las once de la mañana tenían abiertos tres servicios en la ciudad de Tarragona: la caída del rebozado de una fachada del número 9 de la calle Civaderia, en la Part Alta; la caída de la rama de un árbol en la parada del autobús delante del Campus Catalunya, en la avenida de Catalunya; y también la caída de un árbol en el CAP Llevant.

El teléfono de emergencias 112 ha recibido, hasta las once de la mañana, un centenar de llamadas de toda Catalunya relacionadas con el viento. De ellas, 14 procedían del Tarragonès, siete del Montsià , siete del Baix Camp, tres del Alt Camp, y una del Baix Ebre y del Baix Penedès.

Algarrobo caído en Creixell.

En Creixell, el viento ha provocado la caída de un árbol en el camino de detrás de la iglesia. El algarrobo ha sido retirado con la colaboración de Protecció Civil, la Brigada Municipal y la Policia Local. En el resto de Catalunya los fuertes vientos han causado casi 150 incidencias. Protecció Civil de la Generalitat mantiene activada la fase de alerta del plan de emergencias por fuertes vientos

Temas

Comentarios

Lea También