Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las rebajas siguen vivas

El sector se muestra optimista tras un arranque en el que ha seguido la buena dinámica de ventas de la campaña de Navidad

Núria Riu

Whatsapp
La afluencia de clientes fue considerable en el primer día de rebajas.  FOTO alba mariné

La afluencia de clientes fue considerable en el primer día de rebajas. FOTO alba mariné

Pese al Black Friday, los descuentos para animar la campaña de Navidad y el auge de la compra por internet, para muchas personas el día 7 de enero sigue siendo sinónimo de rebajas. A pesar de la liberalización en el sector, psicológicamente aún hay quien espera el día después de Reyes para rematar las compras, lo que hizo que ayer los comercios de Tarragona se mostraran optimistas con un arranque «mejor de lo previsto». 

No había colas a primera hora de la mañana ni prisas para ser los primeros en «encontrar un chollo». Atrás ha quedado también el miedo a «dejar escapar una oportunidad». Ahora, los clientes salen de casa con los deberes hechos y la lista de la compra en la mano. 
Cada vez son menos frecuentes las imágenes de gente hurgando en montones de piezas de ropa para encontrar el modelo, la talla o el color deseados. En la era actual, los que aún prefieren ir a la tienda física saben perfectamente lo qué buscan y el precio que van a pagar. Los que habían hecho el trabajo de campo previo, pudieron ver cómo desde la noche anterior algunas de las principales grandes marcas ya habían iniciado los descuentos a través de su página web.

El hecho de que ayer aún no hubiera colegio hizo que a partir de media mañana, los principales ejes comerciales de la ciudad registraran una afluencia considerable de viandantes con bolsas en la mano. Los había que ya la llevaban de casa. El día 7 de enero también es sinónimo de cambios. «Quería venir pronto para devolver un pijama y pensé que así tendría más para escoger. Y al final me he acabado comprando también unas zapatillas y una manta», decía María Dolores Arnanz.

Los descuentos más habituales en este primer día de rebajas eran del 50%, aunque en algunos establecimientos incluso llegaban al 70%. «Los precios son muy agresivos, pero la gente sigue animándose y todas las tiendas tenemos un stock para eliminar antes del inicio de la nueva temporada», decía la encargada de una tienda de ropa de la calle Canyelles.

Charo García, de la tienda Adolfo Domínguez, aprovechaba los momentos en los que entraba menos gente al mediodía para doblar la ropa y mantener el orden. «Antes el primer día hacía furor y ahora es distinto, pero ha sido una mañana muy movida». Esta dependienta aseguraba que el nivel de ventas había sido más elevado que el año pasado y, aunque los clientes cada vez más esperan las promociones, las rebajas mantienen una tirada que será difícil de borrar.

Cálida bienvenida en el centro

Parfois se ha estrenado en el centro de Tarragona con descuentos de hasta el 70%. Esta marca, que ya estaba en Parc Central y El Corte Inglés, abrió hace poco más de quince días su tercer establecimiento en la ciudad. En esta ocasión, en la calle Comte de Rius, un local que llevaba varios meses vacío y empezaba a notar los síntomas de degradación. «La bienvenida ha sido muy positiva», decía Marta Terreu. La anterior campaña de rebajas la vivió desde la tienda en el centro comercial. La que empezó ayer es la primera que vive a pie de calle. «En comparación con el año pasado puedo decir que ha venido más gente esta mañana», argumentaba. 

Optimismo en el inicio de unas rebajas que dan por acabada una campaña de Navidad que, en líneas generales, los comercios califican de muy buena. Por su parte, las asociaciones comerciales reivindicaban ayer la necesidad de fijar una fecha para el inicio de las rebajas de invierno, que marque la fecha de estas promociones. 

Temas

Comentarios

Lea También