Las temperaturas subirán 2,4ºC a finales de siglo

Científicos advierten que la cifra supera lo previsto inicialmente

EFE

Whatsapp
Un termómetro. PIXABAY

Un termómetro. PIXABAY

El planeta se dirige "al menos" a un alza de las temperaturas de 2,4 grados centígrados a final de siglo respecto a los valores preindustriales, lejos del máximo de 2 grados recogido en el Acuerdo de París y más aún del límite de 1,5 ºC al que aspira la ONU, según la estimación de la plataforma científica Climate Action Tracker.

"Glasgow tiene una enorme brecha de credibilidad, acción y compromiso, ya que el mundo se dirige al menos a 2,4 ° C de calentamiento, si no más", según el informe publicado este martes, en la recta final de las negociaciones climáticas de la COP26 que se celebra hasta el viernes en esa ciudad escocesa.

La actualización de los datos de esa plataforma independiente, que desde 2009 mide las emisiones de gases de efecto invernadero, apunta a que "con todas las promesas de objetivos, incluidas las realizadas en Glasgow, las emisiones globales de gases de efecto invernadero en 2030 seguirán siendo aproximadamente el doble de lo necesario para el límite de 1,5 °C".

La "brecha" a corto plazo entre lo necesario y lo proyectado para el final de esta década se ha reducido "en solo un 15-17 % durante el último año", lo que entraña que "solo con las promesas de 2030, sin objetivos a más largo plazo, el aumento de la temperatura global será de 2,4 ° C en 2100", indica el informe.

Podría ser aún peor

El estudio añade que con las políticas actuales, no con las propuestas aún por materializarse, el aumento a final de siglo "es aún mayor" y llegaría a 2,7 ºC "con sólo una mejora de 0,2 ºC durante el último año y casi un grado por encima de los anuncios netos de cero que han hecho los gobiernos".
Con los compromisos anunciados desde el pasado abril, los objetivos a largo plazo reducirían el aumento de las temperaturas en 0,3 ºC, hasta los 2,1 grados a final de siglo.

Esto se debe "principalmente" a la inclusión de metas de cero emisiones netas por parte de EE. UU. y China, ahora formalizadas en sus estrategias a largo plazo presentadas a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Si se cumplieran todas las promesas y compromisos de cero emisiones netas hacia 2050, agrega el informe, se podría llegar a un aumento de 1,8 ºC a final de siglo, una estimación que "está lejos de ser una noticia positiva".

"Esta vía 'optimista' está muy lejos del límite de 1,5 ° C", señala el informe, que recuerda que el Acuerdo de París comprometía a un calentamiento máximo de 1,9 grados, con el objetivo de limitarlo a un grado y medio. Señala, además, que existen "un 16 % de posibilidades de superar un calentamiento de 2,4 ° C" al llegar al siglo XXII.

"Hay una brecha de casi un grado entre las políticas actuales del gobierno y sus objetivos netos cero", señala en el informe el director ejecutivo de Climate Analytics, Bill Hare, una de las dos organizaciones socias de Climate Action Tracker. Hasta ahora, más de 140 gobiernos han anunciado metas netas cero, que cubren el 90 % de las emisiones globales. Pero el análisis de 40 países de Climate Action Tracker, que cubren el 85 % de las emisiones, arroja que "solo una pequeña cantidad" son calificadas como "aceptables" y aportan hojas de ruta para alcanzar el objetivo.

Los expertos señalaron que la "inacción" viene impulsada esencialmente por el gas y el carbón, por lo que pidieron que la hulla quede "fuera del sector energético para 2030 en (los países de) la OCDE, y globalmente para 2040". Señalaron además que los grandes consumidores de carbón -China, India, Indonesia y Vietnam- no pueden sustituirlo por gas, como pretende la industria gasística.

Temas

Comentarios

Lea También