Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las vecinos ven con buenos ojos los nuevos Consells de Districtes pero dudan sobre su composición

Las asociaciones y federaciones avalan la nueva ordenación pero piden concreciones sobre los integrantes de los plenos

O.SAUMELL

Whatsapp
La concejal Paula Varas, la pasada semana, durante la reunión que mantuvo con las entidades vecinales de la ciudad. FOTO: FACEBOOK

La concejal Paula Varas, la pasada semana, durante la reunión que mantuvo con las entidades vecinales de la ciudad. FOTO: FACEBOOK

Los primeros pasos para poner en marcha los nuevos Consells de Districte son avalados por las entidades vecinales, si bien estas muestran algunas dudas sobre el funcionamiento que tendrán estos nuevos organismos de participación ciudadana. Entre las entidades consultadas, Tarragona Centre es la que más apuesta por los consejos. «Es un proyecto ilusionante, que empodera a la ciudadanía», afirma Charo Gámez, quien reconoce que «será necesario mucho diálogo para poder llegar a acuerdos». La entidad está dando a conocer el proyecto entre sus asociados y en sus redes sociales.

De manera optimista se expresa también el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAVT), Alfonso López. «Somos cautos, pero damos una oportunidad. No lo vemos mal», añade. Desde Llevant, Gemma Fusté considera que «es una idea que puede ir bien y funcionar», si bien advierte de que «espero que los Consells no sean usados en época electoral». Jacinto Moreno –de la Federació Segle XXI– cree que es un planteamiento «interesante» que, pese a ello, «aún está muy verde y cuya composición debe concretarse bien».

«Gestión compleja»

Entre los más escépticos está Manel Rovira, de la Part Alta. «Puede funcionar, pero veo cosas raras, como que la Part Alta esté con el Serrallo. Tenemos problemas muy diferentes», indica el representante del Casc Antic, quien alerta de que «serán difícil de gestionar con treinta personas». De igual forma opina Pere Gomés –de La Móra–, que es contundente: «Me parece un 15M trasladado a Tarragona. Las intenciones son buenas, pero es complicado que pueda estar en marcha en octubre. Si lo pueden activar a finales de este mandato ya será un éxito». Gomés ve difícil que el Consell funcione con agilidad, ya que «no es operativo que lo integre tanta gente».

Temas

Comentarios

Lea También