Las visitas a los monumentos suben y se acercan ya a las cifras precrisis

Los recintos más frecuentados son el Circ y el Pretori, seguidos por el Amfiteatre y la maqueta de Tàrraco

ACN

Whatsapp
Un grupo de turistas delante del Circ, el monumento más visitado de la ciudad. FOTO: FERE FERRÉ/DT

Un grupo de turistas delante del Circ, el monumento más visitado de la ciudad. FOTO: FERE FERRÉ/DT

Los monumentos y recintos patrimoniales gestionados por el Ayuntamiento de Tarragona ganan visitantes. El año pasado, el conjunto arqueológico de Tarraco y las casas Canals y Castellarnau recibieron 638.858 visitas, un volumen que se acerca a los niveles de antes de la crisis. En concreto, está muy próxima a los 652.381 de 2010 y supera, con mucho, los 470.787 que recibieron en 2012, el mínimo de los últimos años. «Esta recuperación nos permite augurar un cierto optimismo y un incremento de las visitas este año», afirmó ayer la concejal Begoña Floria en una comparecencia para hacer balance del área de Patrimoni.

Los monumentos más frecuentados fueron el Circ y el Pretori, con 208.210 visitas, seguidos del Amfiteatre, con 177.871; la Maqueta de Tàrraco, con 112.507, y las Murallas, con 102.835. El Fòrum de la Colonia, con una nueva señalización, creció sustancialmente hasta alcanzar más de 36.000 visitantes y ahora se trabaja para que esté dentro de las rutas de grupos escolares. La Casa Castellarnau y la Casa Canals, que se abren sólo en visitas concertadas, recibieron 822 y 429 personas, respectivamente.

Floria recordó que el año pasado se «mejoraron las condiciones de apertura en la medida de lo posible» y que, de cara al 2017, pretenden implementar un nuevo modelo de gestión para dar «un mayor impulso» a la apertura de los recintos, ante la imposibilidad de contratar a más personal. La edil garantizó que, sea cual sea el modelo elegido, el consistorio mantendrá el control, el seguimiento y la supervisión de los equipamientos.


El protocolo de usos, este año
Begoña Floria explicó que, antes de finales de año, se espera tener listo el nuevo protocolo de usos del patrimonio de la ciudad. En diciembre se puso en marcha un proceso participativo ciudadano que tiene como objetivo comenzar a establecer los criterios de la nueva normativa. En este sentido, hay programadas dos jornadas técnicas participativas en los meses de marzo y abril. Todo ello se enmarca en el proyecto Cívic Tarraco, un proceso participativo que nació el año pasado con el objetivo de que los ciudadanos aportaran ideas de mejora sobre el Circ, la Plaça dels Sedassos y el Fòrum.

La concejal recordó que este proceso de reflexión sobre el uso del patrimonio surgió a raíz de varios hechos controvertidos, tales como el uso del Amfiteatre por parte de Societat Civil Catalana y la Assemblea Nacional Catalana para actos de carácter político ; una comida en el Pla de la Seu que tuvo «consecuencias sobre el pavimento», y el proyecto de arte contemporáneo del artista Àlvar Calvet, que «vistió» la escultura de Els Despullats– con un ‘patchwork’ formado por banderas Estelades y el monumento de Roger de Llúria con otra pieza formada por banderas españolas.

Finalmente, entre las actividades realizadas en el año 2016, la concejalía destacó el éxito de Tarraco Viva, las Jornadas del Patrimoni Mundial en Tarragona, las Jornadas Europeas del Patrimonio, las acciones de divulgación histórica como Tarragona 1800 o la Nit dels Museus. En cuanto a las actuaciones patrimoniales, Floria destacó el impulso del Pla Director de la Muralla, que prevé 65 actuaciones como la consolidación de la Baixada del Roser o la excavación de la calle de Els Ferrers.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También