Las visitas por Covid a los CAP de Tarragona aumentan un 20%

Los contagios crecen en el Camp y el Ebre aunque aún es pronto para hablar de oleada

Raúl Cosano

Whatsapp
Los positivos se están incrementando ligeramente.  Foto: ACN

Los positivos se están incrementando ligeramente. Foto: ACN

Las consultas a la atención primaria de Tarragona vinculadas a casos de Covid-19 han crecido un 20% en la última semana, al pasar de 2.440 visitas a 2.907 en solo siete días. Los CAP son el primer termómetro de la pandemia, puesto que es en ese punto del sistema donde impacta antes un empeoramiento de la situación.

Ese ligero incremento refleja un aumento de los contagios –los positivos han crecido un 12% en una semana–, pero no apunta al advenimiento inequívoco de una sexta ola, al menos por el momento. Solo por poner un ejemplo comparativo: a finales de junio, en el inicio de la quinta ola, las consultas en ambulatorios tarraconense ligadas al coronavirus superaban las 6.700. La situación, por tanto, es de leves aumentos que no tienen una repercusión hospitalaria, aunque sí influyen en una radiografía epidemiológica más inestable y preocupante. El riesgo de rebrote, la Rt o velocidad de contagio o la incidencia acumulada crecen estos días, sobre todo en el Camp de Tarragona. También aumenta la tasa de positividad, esto es, el porcentaje de pruebas que tienen que ser positivas con relación a todas las que se hacen. Para que se controlen las cadenas de contagio, esa ratio debe ser inferior al 5%, según la OMS. Ahora el dato es del 2,1% en el Camp y del 3,3% en el Ebre, aunque estas cifras están yendo en ascenso. 

Falta algo de tiempo para saber si esa inercia negativa puede desembocar en una sexta ola que, de generarse, podría ser muy diferente a las anteriores, mucho menos virulenta. «En las próximas semanas veremos si este crecimiento es persistente y si la afectación sanitaria sigue la estructura esperada por la alta vacunación. De momento, el número de personas en UCI y en planta está estabilizado», admiten los investigadores del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la UPC (BIOCOM-SC). Estos expertos añaden que, en caso de una eventual oleada, «la mayor cobertura vacunal tendría que jugar a favor en términos de gravedad de casos», sobre todo en comparación con otros países con tasas más bajas. El 73,2% de población tarraconense con pauta completa –hay un 74,5% de habitantes con una dosis– debe servir como una protección clave ante futuros envites del virus. 

La situación en los hospitales es de completa estabilización. Ayer se incrementaron en tres los pacientes ingresados en la provincia. Pese a eso, el número total de hospitalizados por el SARS-CoV-2 es de 27, una cifra que apenas varía poco en las últimas semanas. Más costoso está siendo el desalojo de las UCI, en registros que igualmente poco fluctúan. Ayer había 15 ingresados en críticos. Por primera vez desde hace ocho meses, ninguno de ellos tiene menos de 50 años. Aproximadamente el 70% de los nuevos ingresados en la provincia no estaban vacunados. En los últimos días no se han notificado defunciones ni en el Camp ni en el Ebre. 

Temas

Comentarios

Lea También