Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Le cortan un dedo y le rajan el cuello tras asaltar su vivienda en Masllorenç

Las víctimas se encontraban en una masía, lejos del pueblo. Al hombre mayor, de unos 80 años, le golpearon por todo el cuerpo. A su heredero le cortaron un dedo y le hirieron en el cuello con un cuchillo, y casi alcanzan la yugular

Diari de Tarragona

Whatsapp
Vista de Maslloreç

Vista de Maslloreç

Brutal paliza la que recibieron un hombre de unos 80 años y su hijo por parte de tres encapuchados, que entraron en la casa en busca de dinero. Las dos víctimas se encuentran ingresadas graves –aunque fuera de peligro– en el Hospital Joan XXIII después de haber recibido lesiones por todo el cuerpo. Los agentes de los Mossos d’Esquadra que se desplazaron al lugar de los hechos se encontraron con una vivienda llena de sangre por todas las habitaciones.

Los hechos se produjeron sobre las ocho de la tarde del pasado martes en una masía aislada del núcleo de Masllorenç, un pequeño municipio del Baix Penedès de medio millar de habitantes. En el domicilio se encontraban un hombre de unos 80 años y su hijo, de unos 40. Según las primeras informaciones, los asaltantes –que serían dos hombres y una mujer, que hablaban con acento castellano– llamaron a la puerta y los inquilinos la abrieron –se ha comprobado que la puerta no está forzada–. 

Una vez dentro, los delincuentes comenzaron a preguntar dónde estaba el dinero. Asimismo, procedieron a registrar habitación por habitación en busca del botín. Pero lejos de conformarse, comenzaron a pegar al hombre mayor por todo el cuerpo, desde la cara al estómago. Su hijo no recibió, según las primeras informaciones, tantos golpes, pero uno de los asaltantes le rajó el cuello con un cuchillo, lo que le provocó una importante hemorragia. El corte estuvo a punto de seccionarle la yugular, con lo que el ataque habría sido mortal. Asimismo le seccionaron un dedo. Finalmente, los ladrones abandonaron la casa –se desconoce si lograron botín–.

Una vez solos, las víctimas lograron llamar a Emergències para solicitar ayuda. Tres ambulancias y varias patrullas de los Mossos d’Esquadra se trasladaron hasta al masía. Allí encontraron a las víctimas con heridas muy graves. Ambas, debido a su estado, fueron trasladadas directamente al Hospital Joan XXIII. El hijo tuvo que pasar por quirófano –donde estuvo unas cuatro horas– para repararle el corte en el cuello, además de intentar salvarle el dedo.

Los investigadores constataron la gran violencia física empleada por los asaltantes. En la masía no se encontró el arma blanca empleada para agredir al hijo. Cuando el personal de emergencia estaba ya en la casa llegó a la misma la mujer del hombre mayor.

Los vecinos de Masllorenç se mostraban ayer preocupados por lo ocurrido cuando la noticia comenzó a correr por este pequeño municipio. Aseguran que las víctimas no son personas que tengan una gran fortuna y que la masía donde ocurrieron los hechos no destaca precisamente por su ostentación. Aseguran que la vivienda es muy «normal». 

Sin antecedentes
Muchas veces los ataques violentos a masías suelen tener relación con la droga –casi siempre por plantaciones de marihuana–. Pero en este caso se descarta totalmente. Además, los miembros de la familia carecen de antecedentes. No se descarta que se hubieran equivocado de objetivo.

El caso lo están llevando agentes del Àrea d’Investigació Criminal (AIC) del Camp de Tarragona de los Mossos d’Esquadra. Ayer por la mañana todavía no habían podido tomar declaración a las dos víctimas. 

Comentarios