Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Le piden 21 años de cárcel por asesinar a su esposa en La Pobla

El fiscal asegura que le propinó golpes en la cabeza y cara y le asestó un total de 20 puñaladas

Àngel Juanpere

Whatsapp

Estaba a punto de terminar el 2016 cuando una noticia sumió en la tristeza a los habitantes de La Pobla de Mafumet. Una de sus vecinas, la Carmen –que regentaba un bar del mismo nombre– había sido asesinada. Su esposo se entregó en la comisaría de los Mossos poco después de los hechos. El fiscal pide para él 21 años de prisión por un delito de asesinato, con la agravante de parentesco y la atenuante de confesión. También solicita que durante 25 años no pueda comunicarse ni acercarse a menos de mil metros de la hija de la víctima, de sus padres o de sus hermanas. Y en concepto de responsabilidad civil, el procesado se enfrenta al pago de 440.000 euros en indemnizaciones en concepto de perjuicio moral.

En el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso el Diari, ser indica que el acusado tiene actualmente 46 años y cuenta ya con antecedentes penales. Sobre las diez de la noche del 17 de diciembre de 2016 se encontraba con su esposa –en su día se indicó que no estaban casados– en el domicilio familiar, situado en la calle Reus, en La Pobla de Mafumet. En dicho piso residía también una hija de ella, de 15 años, fruto de una anterior relación.

El procesado, «aprovechándose de que María del Carmen se hallaba sentada en la cama, desprevenida, actuando con la intención de acabar con al vida de ésta o siendo consciente que le podía causar la muerte, provisto de un cuchillo de cocina de unos 11 centímetros de hora recta de acero inoxidable y empuñadura de plástico de 22 centímetros de longitud total, de modo súbito y sorpresivo, sin que la misma pudiera percibirse de las verdaderas intenciones de aquel, le propinó golpes en la cabeza y en la cara y le asestó un total de 20 puñaladas en distintas partes del cuerpo». Lo hizo con tanta «vehemencia» que llegó a doblar la hoja y a romper la empuñadura del cuchillo, produciendo en la mujer una hemorragia masiva que le causó la muerte inmediata por shock hemorrágico debido a la afectación de la arteria carótida así como la sección completa de la laringe.

Tras cometer el coche, sobre las once y cuarto de la mañana, el acusado acudió a la comisaría de los Mossos d’Esquadra en Campclar. Comunicó al agente que atendía al público que había discutido con su pareja y la había matado cortándole el cuello, sin alterar el escenario del suceso ni realizar actuación alguna que dificultara el esclarecimiento de lo ocurrido.

El acusado presenta un diagnóstico de trastorno de dependencia a la cocaína, patología que no altera sus facultades intelectivas, volitivas ni cognoscitivas, «no pudiendo determinarse que en el momento de los hechos presentase un cuadro de abuso de cocaína y alcohol que limitara o afectada en modo alguno sus capacidades». Desde el 18 de diciembre el acusado se encuentra en prisión preventiva.

Agresión a la hija

Otro Juzgado está tramitando una agresión sufrida por la hija de la víctima después de haberle confesado la mañana siguiente que había dado muerte a su madre. Sin embargo, durante la madrugada, cuando la joven volvió a casa, le dijo que su madre se encontraba en el hospital con la persona a la que cuidaba.

El mismo domingo que se supo del crimen, por la tarde unos 250 vecinos de La Pobla de Mafumet se concentraron delante del ayuntamiento para mostrar su rechazo a los hechos y también en solidaridad con la familia de la víctima. El acusado estuvo hace unos años en la prisión condenado por diversos robos con violencia. Al parecer, debido a sus problemas con la droga, habría venddido alguna joya para comprar sustancia estupefacientes ya que ambos miembros de la pareja estaban en paro.

Temas

Comentarios

Lea También