Más de Tarragona

Lección juvenil en Tarragona: la mitad de vacunados en dos semanas

La franja de 12 a 15 años logra el 51,2% de cobertura en 15 días y
la de 16 a 19 supera a grupos que empezaron antes a inocularse

Raúl Cosano

Whatsapp
Jóvenes recién vacunados en el equipo de atención primaria de Temple, en Tortosa.  FOTO: ICS EBRE

Jóvenes recién vacunados en el equipo de atención primaria de Temple, en Tortosa. FOTO: ICS EBRE

Los más jóvenes, puestos en el ojo del huracán como culpables de la quinta ola –y también en numerosas ocasiones durante otros momentos de la pandemia–, han dado todo un ejemplo a la hora de inocularse. En algo más de dos semanas, la franja de 12 a 15 años ha alcanzado una cobertura de la mitad en primera dosis, según los datos de Salut en Tarragona. Son adolescentes, prácticamente niños, que desde principios de agosto hasta ahora han firmado una de las progresiones más acentuadas.

«En la franja de 12 a 15 años hemos dado un salto cualitativo y estamos satisfechos. Se ha hecho una campaña intensiva y creemos que el mensaje ha llegado. En este caso se han podido combinar bien las vacaciones de las familias con la vacunación de estos perfiles», reconoce Conrad Casas, subdirector de Salut Pública en el Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre.

El poder de las redes sociales

Los inputs por redes sociales en busca de este target también parecen haber surtido efecto. Bien es verdad que la cantidad de población en estos segmentos es menor, pero también es cierto que en medio mes se han vacunado más de 18.300 chicos y chicas. «En casa los más mayores fuimos también bastante rápido a la hora de coger cita y con él no hemos dudado, queríamos hacerlo cuanto antes para estar seguros», decía Eloi Guasch, padre de Arnau, de 13 años, uno de los primeros en estrenar los pinchazos en esta franja en el Palau d’Esports de la Anella, en Campclar. «Con él ya estaremos todos vacunados y ganaremos en tranquilidad. Es importante, sobre todo para proteger al resto de familia, como los abuelos», añadía Eloi. Una de las principales motivaciones de los hogares es que estos niños y adolescentes aprovechen el mes de agosto para pincharse las dos dosis y así llegar completamente inmunizados al inicio de curso escolar en septiembre.

La respuesta también está siendo positiva en el intervalo siguiente, de los 16 a 19 años. Con un 66% de primera dosis en Tarragona, esa horquilla supera al 58% de los de 20 a 29, al 59% de los de 30 a 34 y prácticamente iguala al 67% de los de 35 a 39, pese a que son grupos de ciudadanos que empezaron antes a vacunarse. Alrededor de 22.600 tarraconenses de 16 a 19 ya tienen una dosis, aunque aún quedan casi 12.000 por ponérsela.

«Hay citas libres»

Estas inercias son el punto positivo a un parón generalizado de la vacunación debido a las vacaciones. «Es importante transmitir la idea de que hay citas libres. La semana pasada, en Catalunya había una capacidad de administrar unas 500.000 vacunas, aproximadamente, y se pusieron la mitad», indica Casas, que incide en los intentos de sensibilización. «Hemos impulsado diferentes estrategias. Abrimos la franja de 12 a 15 años, hemos impulsado la vacunación sin cita previa, que se prevé alargar durante todo el mes de agosto, y hemos reducido de seis meses a dos el plazo de esperar para vacunarse por parte de aquellos que ya han pasado la Covid-19. El objetivo es ponerlo cada vez más fácil para llegar al máximo de gente posible».

La media diaria de dosis inyectadas en la provincia este mes de agosto ronda las 4.600, casi un 40% menos que en relación con julio (7.500) y un 46% si se compara con junio (8.600).

Temas

Comentarios

Lea También