Lento resurgir de las ‘multi’ Idiada, Mahle y Lear

Las fábricas instaladas en la provincia y golpeadas por los ERTE recuperan cierta actividad por el incremento de la demanda exterior

Raúl Cosano

Whatsapp
Instalaciones de Applus+Idiada, compañía con un centro en Santa Oliva (Baix Penedès) afectada por un ERTE. FOTO: APPLUS IDIADA

Instalaciones de Applus+Idiada, compañía con un centro en Santa Oliva (Baix Penedès) afectada por un ERTE. FOTO: APPLUS IDIADA

La pandemia afecta no solo a la venta sino a la industria de la automoción implantada en Tarragona. Tampoco las multinacionales del sector han escapado a una dura realidad económica en clave internacional que ha obligado a las compañías a aplicar ERTE. «Hay empresas del automóvil que empiezan a disfrutar de algo de actividad porque tienen más demanda internacional y empiezan a suministrar. Se están incorporando trabajadores a sus puestos, adaptándose a lo que se necesita y con todas las medidas de protección necesarias», explica Joan Llort, secretario general de UGT en Tarragona.

De momento, la recuperación es muy incipiente pero permite ver algo de luz. «El proceso irá en diferentes fases y será lento, también en función de las demandas de productos y de cómo sea la vuelta a la normalidad en otros lugares», pronostica Llort.

La venta de coches cae un 95% en la provincia y las tiendas se protegen con mamparas

"La cifra de ventas es residual, hay solo matriculaciones de vehículos que quedaron pendientes", reconoce Félix Nicolás, gerente de TarracoCenter, la marca que en la provincia engloba a firmas como Ford, Volkswagen, Jaguar, Nissan o Hyundai. "En todos los concesionarios la parte comercial está cerrada.

En unas relaciones interconectadas con otros países, el nivel de incidencia de la Covid-19 en un determinado punto puede influir en la demanda de una firma multinacional situada en la otra punta del mundo. Con una buena parte de la humanidad confinada, el consumo en general se ha desplomado y ha arrastrado con ello a la fabricación de todo tipo de vehículos.

Mahle Behr Spain, en Montblanc, es una de las industrias punteras de la automoción en Tarragona, dedicada a elaborar componentes como climatizadores o sistemas de aire acondicionado para vehículos.

«Mejores perspectivas»

En Valls, Lear Corporation presentó un ERTE cuya duración estaba prevista para un mes y que afectaba a la totalidad de la plantilla en la capital del Alt Camp. La labor de Lear, centrada en los sistemas de distribución eléctrica y electrónica, es vital en la cadena de montaje automovilística.

Otro gigante afectado ha sido la empresa de homologación y pruebas de vehículos Applus+ Idiada, con uno de sus centros productivos en Santa Oliva (Baix Penedès). «Parece que puede haber un poco más de perspectiva. Hay empleados que están volviendo al puesto, a recuperar el trabajo que quedaba pendiente pero también por cuestiones de demanda», explica Manel Grau, representante del comité de empresa de UGT en Idiada. «Hemos pasado de que estuvieran trabajando unos 300 empleados a cerca de 500 y hay departamentos que están en activo y a pleno rendimiento», explica Grau, muy crítico con la empresa por «no haber llegado a un acuerdo con los trabajadores a la hora de hacer el ERTE».

Temas

Comentarios

Lea También