Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Mantenimiento

Limpian el solar del Cèsar August pero seguirá sin uso

El terreno, que está al lado de una escuela y una guardería, lleva siete años abandonado. En los últimos meses, además de las hierbas, se acumulaban desechos en el terreno

Norian Muñoz

Whatsapp
Momento en que limpiaban el solar que está al lado de una escuela y una guardería.

Momento en que limpiaban el solar que está al lado de una escuela y una guardería. N.M.

Una cuadrilla de seis personas limpiaba ayer el solar vacío ubicado al lado del Col·legi Cèsar August (C. Joan Baptista Plana) y la Llar d’infants municipal del mismo nombre.

La limpieza, ordenada por el Ayuntamiento de Tarragona, llega después de meses en que la maleza había crecido abundantemente (a los operarios les llegaba por encima de la cintura) con el consecuente riesgo de incendios. El lugar había comenzado a convertirse en una especie de vertedero incontrolado. De hecho, antes de la limpieza, justo a la entrada del solar había abandonado un frigorífico viejo.
Además, en una de las esquinas que linda con la escuela se había montado una incipiente chabola delimitada con una especie de persiana en la que había un sofá, un carrito de la compra, ropa y restos de una hoguera, lo que hizo suponer a los vecinos que alguien pudo alojarse allí al menos temporalmente.

Siete años sin uso

El solar, que albergó los barracones donde comenzó a funcionar provisionalmente la Escola Tarragona, lleva siete años sin ningún tipo de uso. La puerta se cerró desde que la escuela se trasladó a su sede definitiva, cerca del Hospital Joan XXIII.

Las rejas que limitaban el acceso a la zona se habían mantenido  en pie hasta este verano, cuando fueron derribadas. Hasta entonces la preocupación de los padres de la zona era que los niños saltaban la verja para recuperar las pelotas que se colaban dentro o, simplemente, para jugar y no habrían tenido manera de socorrerlos de haber ocurrido una emergencia dentro. «Casi mejor que esté así» (con las rejas caídas), admite una madre en el parque.

Una escuela al lado

Se da la paradoja de que el terreno colinda con el Col·legi Cèsar August, uno de los más grandes en número de alumnos de la ciudad de Tarragona. Explican desde la escuela que al centro le iría muy bien poder contar con estos espacios y darles uso, por ejemplo, para poder ampliar el patio y están dispuestos a trabajar para que ello se cumpla.

Por lo pronto los vecinos consultados agradecen que se haya vuelto a desbrozar la maleza y que se recojan los desechos, algo que ya se ha hecho en otras oportunidades. «Pero esto es la ilusión de unos días, mientras no se le dé un uso la historia se va a volver a repetir. El monte va a crecer de nuevo y la basura va a acumularse... Y nosotros, preocupados cada vez que los niños se meten allí», explica otro vecino.

De titularidad municipal

Desde el Ayuntamiento confirman que el terreno es de titularidad municipal, a pesar de que en enero de 2014, después de aprobarse el POUM, el pleno decidió cederlo al Departament d’Ensenyament de la Generalitat para que fuera de uso de la escuela. 

También explican que el solar está calificado como zona verde y no hay a corto plazo ningún plan para darle uso. Tampoco está a disposición de los usuarios del Parc del Francolí, que está al otro lado, porque lo impiden las vallas que lo rodean.

Comentarios

Lea También