Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Llega a Tarragona un náufrago rescatado en medio del Atlántico

El capitán y tripulación del buque que lo encontró le pagó el billete de Barcelona a Atenas y le dio dinero

Àngel Juanpere

Whatsapp
El náufrago, en el momento de subir al buque que lo rescató. Foto: DT

El náufrago, en el momento de subir al buque que lo rescató. Foto: DT

Un náufrago que fue rescatado en medio del Atlántico llegó el pasado lunes por la noche al puerto de Tarragona a bordo del buque mercante que lo salvó. El hombre, griego con  nacionalidad americana, se encontraba a la deriva por un fallo en el motor. Ayer por la mañana cogió un vuelo hacia Atenas, que era su destino y donde le esperaba su familia.

El intrépido marinero había salido de Florida y, después de cruzar el Atlántico y el Estrecho de Gibraltar, tenía que llegar a Grecia. Iba al timón de un pequeño yate, de pocos metros de eslora. Cuando se encontraba cerca de la costa de las Islas Azores sufrió un fallo en el motor y estaba a la deriva, por lo que lanzó una llamada de socorro.

La petición de ayuda fue recibida por las autoridades de la Marina de Porto Delgada, una de las capitales del archipiélago, y también por el buque de contenedores ZIM Constanza, que había salido del puerto canadiense de Halifax y, después de pasar por tres puertos de Estados Unidos –New York, Nordfolk y Savannah– se dirigía a Tarragona. 

El capitán del mercante acudió en ayuda del yate y rescató al tripulante. El hombre se encontraba en buen estado, aunque agotado. De acuerdo con la Guardia Costera Portuguesa, el buque volvió a su rumbo original y se acordó que el náufrago siguiera a bordo y que fuera desembarcado en el primer puerto en que atracara, en este caso Tarragona. Se desestimó un transbordo en helicóptero así como desviar al barco a algún puerto de las Azores.

El náufrago llegó a Tarragona sin nada de dinero. La Embajada Estados Unidos en España no quiso hacerse cargo del pasaje del avión hasta Atenas. Quienes sí se mostraron mucho más colaboradores y solidarios fueron el capitán del ZIM Constanza y la tripulación, que financiaron el billete de avión y le dieron dinero para que se pudiera reencontrar con su familia, según apuntaron al Diari fuentes de la consignataria del buque. Las mismas precisaron que a las dos y media de  la madrugada de ayer, cuando el buque atracó en Tarragona, un taxi estaba esperando al ciudadano griego para llevarlo directamente al aeropuerto del Prat, donde a las 9.50 horas cogió un vuelo de la compañía Vueling rumbo a Atenas.

Comentarios

Lea También