Llegan a Tarragona test pioneros para detectar a la vez la Covid-19 y la gripe

La demanda de PCR privadas crece un 400%. Ya hay alternativas más baratas que hallan el SARS-CoV-2 en 20 minutos en lugar de 24 horas

Raúl Cosano

Whatsapp
Una empleada con muestras tomadas en el laboratorio Eldine. FOTO: Fabián Acidres

Una empleada con muestras tomadas en el laboratorio Eldine. FOTO: Fabián Acidres

La demanda de PCR, la prueba más extendida para detectar el SARS-CoV-2, se ha disparado un 400% en Tarragona desde el verano, según confirman algunos laboratorios, al tiempo en que empiezan a llegar a la provincia nuevas técnicas de diagnóstico. Así lo confirman, por ejemplo, en Eldine Patología, un laboratorio de anatomía patológica y análisis clínico, con sedes en Tarragona y Tortosa. Es el único en toda la provincia que realiza y emite diagnósticos de Covid desde el territorio, lo que permite entregar incluso informes en cuatro horas.

Pero la demanda, más allá del circuito público de detección y rastreo, es cada vez mayor y la lista de entidades privadas que se han volcado en la lucha contra este virus también: Echevarne, en Tortosa, o Synlab, en Tarragona, son otros centros que realizan PCR. «La demanda de pruebas ha crecido por encima del 400%. Tenemos tres líneas de PCR, lo que nos permite atender pruebas urgentes, con resultados en cuatro horas», explican en el laboratorio de Eldine, ubicado en el Polígon Riuclar. Eldine ha reforzado a su equipo de profesionales para adaptarse a los requerimientos. Un ejemplo del aumento de intensidad: se ha pasado de tener un horario de lunes a viernes a abrir los siete días de la semana.

Los encargos que se reciben son diversos. Hay una parte de usuarios finales, otra de las empresas que quieren hacer pruebas a los empleados y otra que procede de los hospitales privados, que tienen que hacer obligatoriamente PCR antes de cada operación. 

Nuevas formas de detección 
Esa necesidad de PCR se combina ahora con las nuevas formas de detección, ya presentes en laboratorios privados. Uno de los test que se ofrecen en la cartera de servicios es el de diagnóstico dual PCR en tiempo real de SARS-CoV-2 y Flu A/B (gripe estacional). Esta técnica permite la detección simultánea del nuevo coronavirus y el patógeno de la gripe, algo que puede ser clave a partir de este otoño para diferenciar los cuadros clínicos gripales de los de Covid-19. «Sabemos que la campaña de la gripe se acerca y puede ser complicado distinguir, así que ofrecemos una prueba que pueda resolver eso», explica Àngels Fortuño, gerente de Eldine. 

Este test detecta la Covid-19 y dos tipos de gripe, A o B, con lo cual queda englobada una gran parte de sintomatologías similares. «Si el resultado es negativo, puede que estemos hablando de que es un resfriado común, que también está provocado por otros tipos de coronavirus, pero al menos ya estaremos descartando la Covid-19 y dos tipos de gripe», indica Ortuño. Este test costará 160 euros. 

Un complemento a las PCR
Otro de los sistemas de detección novedosos es el de los test rápidos, también disponibles en Tarragona. La toma es nasal (si bien no tan profunda ni molesta como en una  PCR) y la técnica se llama determinación rápida de antígeno nasal. Permite la detección del virus en 15 o 20 minutos con una elevada fiabilidad. «Estamos hablando de una prueba complementaria a la PCR, más enfocada a las colectividades, a las empresas o, por ejemplo, al acceso en eventos como espectáculos, ahora que se habla mucho de ese proceso de ir recuperando la cultura», cuenta Fortuño, que expone alguna de las limitaciones: «La fiabilidad es alta pero la sensibilidad es más baja. Todos los positivos serán reales, no habrá ninguno falso, pero no todo lo negativo será tal. Puede haber falsos negativos, porque para detectar positivos se necesita mucha carga viral», explica la responsable del centro. 

Eso sí, la prueba, que en España comenzó a hacerse en abril sin resultados muy esperanzadores ni válidos, se ha ido perfeccionando en los últimos meses. «Hemos decidido ofrecerla ahora porque tenemos muchas más garantías y puede ser útil en algunos entornos, aunque sea un complemento a la PCR», añade Fortuño. El precio en Eldine será de 30 euros, inferior a los 120 de la PCR convencional y a los 160 de una urgente, que entrega los resultados en cuatro horas. 

Así, estos centros privados trabajan con unas técnicas que la sanidad pública está estudiando para aplicar cuanto antes. Salut está evaluando estos test de antígenos en diferentes hospitales, con resultados preliminares «muy prometedores», en palabras del secretario de Salut Pública de Catalunya, Josep Maria Argimon.

Mientras, la PCR sigue siendo la prueba reina, tanto en la pública (se ha pasado de 2.000 test a la semana a 9.000 en la provincia) como en la privada. Si bien en el ámbito de la sanidad pública sirve para el diagnóstico en caso de síntomas, los cribados y el rastreo, en la privada el sentido es algo distinto. «Vivimos un boom durante el mes de agosto, sobre todo porque muchas personas hacían viajes al extranjero y tenían que llevar el informe con la PCR negativa. También hemos tenido mucho interés en la serología, en la detección de anticuerpos. Hubo gente que tuvo síntomas en marzo y abril y que quiso saber si había pasado el virus», cuenta la doctora Paola Pasquali, directora médica del centro Pasquali & Asociados, en Cambrils.

En busca de la seguridad
Un ejemplo muestra el interés por estas técnicas: en junio el centro hizo 14 test de serología y en agosto 34; las PCR pasaron de 15 a 93. «Sigue habiendo mucho interés. Nos consultan personas que han estado en reuniones o en contacto con mucha gente y que quieren hacerse la prueba por seguridad», explica la doctora Ana María Rodríguez, gerente de investigación. En las semanas de rebrotes, las reuniones familiares hicieron que muchos apostaran por este tipo de pruebas, con la finalidad, por ejemplo, de asegurarse que no se tenía el virus antes de volver a juntarse con los niños. «Nos venía, por ejemplo, un señor que quería visitar a los nietos. También notamos demanda con la apertura de los viajes, porque en algunos países las aerolíneas están pidiendo certificados. También nos preguntaban personas que iban a trabajar en alguna empresa», relata Pasquali, que añade: «Había una demanda, incluso de personas que, por tranquilidad, se quieren hacer un test en un determinado momento: alguien que tuvo fiebre o simplemente una persona que desea saber si estuvo infectada».

El centro Fontanet, en Tarragona, también nota un incremento de la demanda. «Ahora volvemos a notar un incremento de peticiones», explica Xavier Fontanet. Este centro médico comenzó haciendo los test de detección de anticuerpos, sobre todo en empresas que querían proteger a sus empleados durante las fases de la desescalada y la recuperación de la actividad económica. «Ahora también estamos ofreciendo y haciendo PCR. Hay demanda, porque la situación sanitaria se está complicando, y también tenemos peticiones y encargos de gente que necesita la prueba para viajar pero también de personas que han estado en contacto con un positivo en una reunión grande pero no tienen una relación suficientemente estrecha para que puedan hacerse la prueba por la Seguridad Social», indica Fontanet. Este centro tarraconense también planea hacer los test de antígenos que está analizando el Departament de Salut. 
 

Temas

Comentarios

Lea También