Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Llevant adelanta al Eixample y ya es la zona con el metro cuadrado más caro

El último trimestre de 2015 consolida el cambio de tendencia. A nivel de toda la ciudad, el precio tiende a estabilizarse

Francisco Montoya

Whatsapp
Fuente: Immoscòpia núm. 11. Revista dels Col·legis i l´Associació d´APIs de Catalunya

Fuente: Immoscòpia núm. 11. Revista dels Col·legis i l´Associació d´APIs de Catalunya

Llevant ya es la zona con la vivienda más cara de todo el término municipal de Tarragona, después de adelantar, en el último trimestre del año pasado, al Eixample, hasta ahora líder de la estadística. Ésa es la conclusión que arroja el estudio publicado en el número 11 de la revista Immoscòpia, medio oficial de los colegios y de la Associació d’Agents de la Propietat Immobiliària de Catalunya. Según los datos que revela la publicación, Llevant fue la única zona de la ciudad en la que el metro cuadrado subió de precio en el último trimestre de 2015. Lo hizo un inapreciable 0,73%, pero pese a lo diminuto del incremento, representa un claro contraste con todos los demás barrios, donde el progreso fue negativo.

El metro cuadrado cuesta ahora una media de 1.660 euros en Llevant, mientras que el del Eixample se paga a 1.620 (en el trimestre anterior, era de 1.681). En la mayoría de los casos, no obstante, se trata de variaciones muy poco significativas y con poca influencia sobre el mercado.

Así lo argumenta el vicepresidente del Col·legi d’Agents de la Propietat Immobiliària (COAPI) de Tarragona, Héctor Guasch, para quien la mayoría de los datos «no guardan una relación directa con la realidad». «Lo que se puede extraer del cuadro es que los precios, por lo general, están estabilizados. Ya no creemos que bajen más, pero a la vez pensamos que tardarán en remontar. Lo cual no quita que puntualmente en alguna zona, a causa de algún edificio en concreto, se pueda registrar un aumento o una caída del 2 ó el 3%».

Guasch apunta, además, que los grandes distritos en los que están agrupados los datos son extensos y heterogéneos, lo cual es una dificultad añadida a la hora de interpretar los datos:«El Barri Marítim, por ejemplo, es muy grande, incluye una enorme diversidad de edificios y calles. No se pueden comparar, por ejemplo, las calles Espinach y Torres Jordi», explica.

Llevant, caso aparte

En lo que sí cree Guasch que los datos son significativos es en el buen estado de salud del mercado inmobiliario en Llevant:«Es muy poco, pero es la única zona que marca un incremento. Es una zona con mucha vivienda nueva y se ha convertido un poco en una zona de lujo, por decirlo así. Ahora mismo, la Vall de l’Arrabassada, y en concreto las calles Ernest Lluch y Vía Augusta, son las que tienen los precios más caros de Tarragona», explica el vicepresidente de los APIs tarraconenses.

El otro caso en el que los expertos consideran que el cuadro de datos sí es significativo es en Sant Pere i Sant Pau, que registra una caída del precio del metro cuadrado de casi el 8%, lo cual no puede considerarse casual ni anecdótico:«Es un descenso considerable. Aunque en este caso también hablamos de un distrito muy extenso y heterogéneo, porque va desde Violant d’Hongria hasta Països Catalans, con las evidentes diferencias entre una y otra zona, pero sí es verdad que allí la bajada es notable», explica Guasch, para quien las causas tienen que ver con la especulación:«En esa zona se había especulado mucho y ahora mismo nosencontramos con que hay mucha oferta y poca demanda, por lo que los precios se han tenido que ir ajustando».

‘Variación imperceptible’

Globalmente, no obstante, Héctor Guasch considera que los ligeros movimientos en el precio de la vivienda en la ciudad deben interpretarse como una estabilización: «Son estadísticas, son números, que son muy fríos, pero siendo realistas, un incremento o un descenso del 1%, sobre el precio global, apenas es perceptible. Si hubiéramos mirado los datos hace un tiempo, estos descensos habrían sido más acusados, pero ahora lo que transmiten es un mensaje de tranquilidad, de que el mercado está estabilizado».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También