Más de Tarragona

Lo que hay que saber antes de ir en patinete

El desconocimiento está provocando no pocos conflictos con conductores y peatones. He aquí lo que dicen las normas (y lo que no) sobre cómo circular con estos vehículos por TGN

Norián Muñoz

Whatsapp
Está prohibido ir dos y por la acera, como en la foto. FOTO: pere ferré

Está prohibido ir dos y por la acera, como en la foto. FOTO: pere ferré

«Alquilamos un patinete el fin de semana para probar y reconozco que es muy divertido, pero no me atrevería entre semana, cuando hay más coches, porque no tengo claro por dónde puedo ir y por dónde no. Por no saber, la verdad es que no sé si tengo que llevar casco o cómo señalar para cruzar», cuenta Claudia, una treintañera que acaba de estrenarse en esto de alquilar un patinete eléctrico, algo que es posible en Tarragona desde enero de este año. 

La novedad está trayendo no pocos conflictos entre los conductores de estos vehículos de movilidad personal (VMP) tanto con los coches como con peatones; incluido algún accidente con heridos.

Carlos Trujillo, vicepresidente de la Associació d’Autoescoles de Tarragona, considera que buena parte del problema de partida es que a quienes compran o alquilan un patinete, pese a que tienen que compartir la calzada con otros vehículos, no se les exige ningún tipo de formación vial.

Cree que, como sucedió con el ciclomotor, a la larga se exigirá un carnet, pero, de momento, aún quedan muchas lagunas. 

Nunca menos de 16 años

Con la idea de aclarar lo que se puede hacer y lo que no, hemos revisado lo poco que dice la Dirección General de Tráfico, DGT, así como lo que se contempla en la ordenanza municipal de la ciudad de Tarragona, con las respectivas aclaraciones del departamento de Mobilitat del Ayuntamiento. 

Lo primero que hay que tener claro es la edad. Para poder circular en un patinete eléctrico en Tarragona es necesario tener al menos 16 años. Para alquilar, además, se deben tener 18. 

Consultados sobre qué pasa si se detecta a algún menor cometiendo alguna conducta inadecuada, desde la Guàrdia Urbana explican que si es menor de 14 años se avisa a los padres. Si no, se denuncia y se incauta el patinete y se lleva al depósito. La DGT advierte que en infracciones cometidas por menores de 18 años los padres o tutores responden ‘solidariamente’ de la infracción.

Por lo demás, los patinetes  no necesitan autorización administrativa ni seguro para circular.

También hay que tener claro que en el patinete está prohibido llevar pasajeros. Así pues, la estampa de padres llevando a sus hijos a la escuela en estos vehículos que ha comenzado a hacerse frecuente no está permitida.

Aunque de momento no se pide ninguna formación, Trujillo recomienda a los nuevos usuarios cerciorarse de que tienen un mínimo de habilidad para conducir el patinete. Aunque la conducción es sencilla, asegura que los primeros días vio a usuarios que no eran capaces ni de mantener una trayectoria recta. En Barcelona algunas autoescuelas han visto en esto un filón y han comenzado a hacer cursos específicos.

A diferencia de otros municipios, en Tarragona el casco no es obligatorio, pero sí recomendable. Tampoco está permitido circular bajo los efectos del alcohol o las drogas. La DGT especifica, además, que los usuarios de patinete tienen obligación de someterse a pruebas de alcohol y drogas si la autoridad se lo pide. 

Trujillo apela a la responsabilidad personal, y explica que hay que tener claro que cuando alguien va en patinete «solo ves a la persona, que además no haces ruido», por lo que es muy importante hacerse notar por el resto de conductores. Aunque no está especificado, también recomienda indicar con el brazo, como las bicis, cuando se va a cruzar.

Por el medio de la Rambla, no

En cuanto a por dónde se puede circular, la norma general es que deben ir por la calzada o por el carril bici en caso de que lo hubiera, pero no por la acera. No pueden ir a más de 25 km/h.

Eso sí, y aquí viene una de las interpretaciones de la norma que tienen cierta complicación; en principio solo pueden ir por las vías en las que la velocidad está limitada a los 30 km/h (que en la ciudad son la mayoría). 

En el caso de las que tienen un límite de 40 km/h, pueden ir por la acera, pero cumpliendo unas condiciones muy concretas. Desde Mobilitat explican que «de forma excepcional se admitirá en las vías donde la velocidad preceptiva sea superior a 30 Km/h. y dispongan de una acera de, al menos, cuatro metros de ancho y 2,50 metros libres de obstáculos y siempre circulando por el lado más próximo a la calzada. En estas condiciones de circulación no se superará la velocidad de 6 Km/h. Por lo tanto, en los tramos de las referidas vías que dispongan de una acera de, al menos, cuatro metros de anchura y 2,50 metros libres de obstáculos, podrán circular de acuerdo con el anterior y sin superar los 6 km/h. Si no, tendrán que ir bajados del patinete y andando».

Para traducirlo hacemos un repaso a algunas de las vías donde se circula a más de 40 km/h y encontramos que la situación es dispar. En la Avenida de Roma, por ejemplo, se puede circular por los carriles laterales. Eso sí, si se quiere ir hacia Ponent en el puente sobre el Francolí hay que bajarse del vehículo.

En Vidal i Barraquer (también vía 40 km/h) hay zonas, como la que está delante de Parc Central, donde la acera no llega a los 4 metros de ancho, por lo que habría que ir por la acera pero bajados del patinete. En la Avinguda Països Catalans, en cambio, las aceras sí que son suficientemente anchas.

El caso de la Via Augusta (40 km/h) es para mirárselo con detenimiento. Desde la rotonda de la Savinosa hasta la calle Mestre Benaiges no hay problema porque la acera es amplia y, a partir de ese punto, hay que bajar a la calzada. En todo caso, ni en esta ni en ninguna de estas vías hay señales que indiquen por dónde circular en cada momento.

Visto lo visto, vale la pena recordar que por la vía más emblemática de la ciudad, la Rambla Nova, no se puede circular ni por el paseo central ni por los laterales, porque aquí la velocidad sí que está limitada a 30 km/h, lo que quiere decir que hay que ir en todo momento por la calzada.

El mismo derecho que el coche

«Nos cuesta mucho entender que los patinetes tienen el mismo derecho que los coches a ir por la calzada. Tengo que insistirle mucho a mis alumnos en la autoescuela», explica Trujillo.

Y es que sí, los coches también tienen normas que interiorizar. La ordenanza especifica que en las vías de 30 km/h con un solo carril está prohibido adelantar a los VMP. Si hay más de un carril por sentido se debe hacer por el otro y siempre guardando una distancia de al menos 1,5 metros. Además, cuando los coches van por detrás, deben mantener al menos 3 metros.

Se dice además expresamente que «no pueden realizar maniobras de acoso, como no respetar las distancias de seguridad, dar las luces o hacer uso de claxon u otros».

Temas

Comentarios

Lea También