Los 10 radares más 'multones' de la provincia

El nuevo radar de tramo entre Les Gavarres y el Nàstic ha triplicado en un año las sanciones por velocidad. De los 10 más 'multones', tres están en Tarragona, tres en Reus y cuatros en Terres del'Ebre

Raúl Cosano

Whatsapp
Los 10 radares más 'multones' de la provincia

Los 10 radares más 'multones' de la provincia

Ocho de los diez radares más productivos del Camp de Tarragona y las Terres de l'Ebre aumentaron la cantidad de multas entre 2017 y 2018. La lista de los detectores más 'multones' de la provincia está plagada de clásicos, de cinemómetros que llevan tiempo destacando por su prolífico quehacer de 'cazar' a conductores infractores. Se lleva la palma un detector de tramo en la AP-7, entre Ulldecona y Amposta (Montsià), que controla la velocidad en la autopista entre los kilómetros 325,1 y 343,1. Son 18 kilómetros vigilados por cámaras que, si se cubren en menos de nueve minutos, comportarán una infracción por exceso de velocidad. En 2018 puso 87.451 denuncias por exceso de velocidad, lo que supone detectar una media de 239 ‘fitipaldis’ al día, prácticamente diez en cada hora. El cinemómetro no deja de ‘cazar’ infractores: de los 55.893 de 2017 a los 87.451 de 2018. Se trata de un aumento de más de 31.000 multas, un incremento del 56%.

Pero hay otros radares que todavía incrementan más su 'cacería' en las comarcas tarraconenses, según los datos recientemente publicados y difundidos por Automovilistas Europeos Asociados (AEA). El segundo en el ranking provincial prácticamente ha triplicado su trabajo. Se trata de un radar de tramo, igual que el que ostenta el primer puesto, ubicado en Tarragona capital: tiene 4,1 kilómetros y cubre el siempre concurrido tramo de la A-7 entre Les Gavarres y las instalaciones del Nàstic. Lleva algo más de dos años en vigor. ‘Caza’ a 90 conductores al día. En los primeros meses, la velocidad máxima a la cual podían circular los vehículos fue de 100 kilómetros por hora, límite que se rebajó a 80 kilómetros por hora el 6 de noviembre de 2017, a los nueve meses de la entrada en servicio del radar de tramo.

En el tercer escalón del podio aparece otro radar de la AP-7, en este caso en el término de Ulldecona, y también con un incremento notorio. En un año ha pasado de 21.000 multas a 32.000. Cuatro del ‘top ten’ de ‘multones’ están ubicados en esa autopista, la AP-7, a su paso por la provincia.

La cuarta plaza, según los datos de AEA, es para otro clásico, un radar en Reus, localizado en el tramo de enlace entre la C-14 y la T-11, en un segmento de la antigua N-420 en pendiente dirección Tarragona. Puso 19.911 multas, 7.646 más que en 2017. La capital del Baix Camp aparece también en el 'top ten' con otros dos radares en la T-11. 

El radar más letal de Tarragona caza a 239 'fitipaldis' al día

La cacería del radar que da la bienvenida a Catalunya continúa. Es una entrada poco amable por la provincia de Tarragona: un detector de tramo en la AP-7, entre Ulldecona y Amposta (Montsià), que controla la velocidad en la autopista entre los kilómetros 325,1 y 343,1.

Temas

Comentarios

Lea También