Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los 5.000 falsos autónomos de Tarragona y 15 razones más para salir a la calle

El sector textil tarraconense, las ‘kellys’ de PortAventura, empleados de Endesa o de geriatría centraron la manifestación por los derechos laborales. Hubo mensaje para el futuro gobierno

Raúl Cosano

Whatsapp
Unas 2.000 personas, convocadas por los sindicatos CCOO y UGT, se manifestaron ayer por la mañana por el centro de Tarragona.  Foto: Pere Ferré

Unas 2.000 personas, convocadas por los sindicatos CCOO y UGT, se manifestaron ayer por la mañana por el centro de Tarragona. Foto: Pere Ferré

Unas 2.000 personas salieron ayer a la calle en Tarragona para manifestarse por el Primero de Mayo. La marcha, bajo el lema ‘Més drets, més igualtat, més cohesió. Primer les persones’, partió desde la Plaça Imperial, transitó por la Rambla Nova y terminó en el Balcó del Mediterrani. Estas fueron algunas de sus reivindicaciones, desde la precariedad a los convenios colectivos del textil, pasando por Endesa o la geriatría. 

1. Falsos autónomos 
«Estamos ante una subcontratación escondida y nos preocupa. Son contratos mercantiles con falsos autónomos. Lo estamos denunciando y ganamos sentencias que nos dicen que la cotización debe ir por parte de las empresas y no por el autónomo. Es una situación anómala», explica Joan Llort, secretario general de UGT en Tarragona, que arroja una cifra: «Calculamos que un 10% del global de autónomos en Tarragona son falsos». Eso deja el dato estimatorio en más de 5.000. 

«Hemos detectado doble relación de trabajo en algunos sectores de la sanidad. Empleados que están en la sanidad pública o concertada, ocho horas, y luego hacen jornadas adicionales en el sector privado a través de un contrato de autónomos. Andamos detrás de esa situación», añade Vicente Moya, secretario general de CCOO en Tarragona. 

2. Siete de cada diez parados, sin prestación
La EPA establece que en la provincia hay 59.600 parados. «Siete de cada diez no tienen ninguna prestación», sostiene UGT. «Los desempleados de más de 50 años no encuentran trabajo», agrega Llort. El paro sigue enquistado. 

3. Los convenios colectivos
Los sindicatos piden al nuevo Congreso de los Diputados recién emanado de las urnas «que hagan lo posible para volver a la retroactividad de los convenios colectivos para evitar quedarse sin cobertura cuando la patronal no quiere firmar», en palabras de Joan Llort: «Que el convenio de empresa no pueda empeorar las condiciones del convenio colectivo del sector». 

4. Temporalidad
«Los contratos son cada vez de más corta duración. Una tercera parte tienen una duración inferior a una semana», añade Llort, desde la UGT. «Están universalizando el trabajo temporal de muy corta duración y explotando a la clase trabajadora con horarios interminables», explica Moya, su homólogo desde CCOO. 

5. Subcontratación encadenada
Los sindicatos centran sus fuerzas en la reivindicación en el sector servicios, fundamental en Tarragona. Exigen la derogación de la reforma laboral y atacan el artículo 42, «que hace referencia a la subcontratación». «Estamos trabajando constantemente con Inspección de Trabajo en esto», narran. 

6. La lucha del sector textil tarraconense
Johana, dependienta en una tienda de ropa, está al frente de esa batalla en la marcha: «Los empleados del textil llevamos dos años queriendo negociar el convenio y no lo podemos hacer porque no hay nadie de la patronal que se quiera sentar. Dan largas y dicen que no tienen a nadie para ponerse al frente. El convenio lleva caducado dos años. Eso conduce a salarios congelados. Estamos hablando de las empresas más potentes pero también de las pequeñas. Afecta a toda la provincia. Es un problema gigantesco. Queremos nuestro convenio. No podemos permitir quedarnos con un estatuto básico». 

7. ‘Kellys’ en rebeldía
«No quieren que cojamos vacaciones en julio, agosto y septiembre. Cada empresa de las que entra es peor. En el último año no ha habido ningún avance», denuncian las camareras de piso y las empleadas de la lavandería en PortAventura, un colectivo que lleva tiempo en pie de guerra denunciando precariedad laboral.  

8. Precariedad extrema en las residencias
«El sector de la geriatría está muy en precario, feminizado y con falta de recursos. Estamos regidos por un convenio estatal de mínimos que nos impide combinar el trabajo con nuestras vidas. Tenemos un salario de 800 euros. Queremos hacer un convenio catalán. Tenemos unas ratios obsoletas desde 2008. Muchas veces es imposible atender dignamente a las personas en las residencias. La administración nos da largas y nos dice que no hay dinero. No nos escucha», admite Josep Maria Martínez, al frente de esta protesta, que luce en la manifestación el lema: ‘Si no hay profesionales no hay cambio de pañales’. 

9. «Costa precaria en lugar de Costa Daurada»
Un año más las condiciones laborales del sector turístico y de la hostelería están en el punto de mira. «Los trabajadores ya lo han bautizado como Costa Precaria. Las empresas multiservicios están precarizando las condiciones laborales, sociales y económicas, coaccionando, aplicando la cultura del miedo y la amenaza a los trabajadores», concede Llort. 

10. Cada día hay 25 accidentes de trabajo
Al día se registran 25 accidentes laborales en la provincia, según se desprende del informe ‘Siniestralidad laboral en Catalunya’, elaborado por UGT. «Es una situación de indignidad. Hay que penalizar a las empresas que incumplen la ley y hay que habilitar juzgados especializados en la materia», dice Joan Llort.

11. Jornadas «interminables»
Otra cara de la precariedad imperante en algunos sectores. Los sindicatos denuncian las «jornadas interminables no remuneradas» y el trabajo en festivo. «Tenemos que acabar con la economía sumergida, el falso cooperativismo y la mal llamada economía colaborativa», añade Vicente Moya.  

12. Derogación de la ley mordaza 
«Reivindicamos el derecho de manifestación y la huelga como derecho fundamental», denunciaron ayer los sindicatos en su marcha por Tarragona. «Tenemos derecho a manifestarnos y a exigir. Tenemos que seguir saliendo a la calle», decía Llort. Pidieron derogar la polémica ley mordaza. 

13. Defensa de las pensiones
«Tenemos que garantizar el poder adquisitivo de nuestros mayores», decía ayer Vicente Moya. Una pancarta en defensa del sistema de pensiones formó parte también de la comitiva. Las voces sindicales incidieron en que el problema está en la falta de ingresos suficientes debido a la debilidad del mercado laboral. 

14. Políticas sociales
La cita con las urnas del 28-A –y la presencia de políticos en la manifestación, desde el PSC a ERC– sirvió para dar un mensaje: «Pedimos a los gobiernos que hagan políticas sociales, asegurando las inversiones suficientes en sanidad, educación, dependencia, renta garantizada, industria, política de infancia, vivienda, energía e infraestructura. Y para conseguir eso hace falta una fiscalidad justa y progresiva. Que paguen más los que más tienen». 

15. Igualdad, asignatura pendiente
«Hace 12 años de la ley de igualdad, pero lo que viven las mujeres no es muy diferente a la situación de entonces. Sufren doblemente los efectos de la precariedad. La brecha salarial se sitúa en un 23% entre hombres y mujeres. Ellas son el 55% de los parados. Hay una diferencia de 5.000 euros anuales en el sueldo y en la pensión, de 420 euros. Exigimos el cumplimiento de la ley».

16. Protestas
Trabajadores de Endesa en Tarragona se manifestaron para exigir un convenio digno. Los sindicatos denunciaron la «descapitalización de la compañía». También se aludió a la manifestación para el 16 de mayo convocada por el sector educativo para recuperar el horario lectivo anterior a los recortes, reducir las ratios y hacer frente a la precariedad. Las huelgas de los trabajadores del SEM o las de los empleados de Correos (denunciaron una «privatización encubierta») fueron otros de los caballos de batalla. 

Temas

Comentarios

Lea También