Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los CAP identifican un repunte de resfriados este verano en Tarragona

El principal culpable de los catarros durante esta época es el abuso de los aires acondicionados en oficinas y coches

Carla Pomerol

Whatsapp
Un paciente joven, sin fiebre, ni ninguna enfermedad crónica, puede iniciar un tratamiento doméstico. Foto: dt

Un paciente joven, sin fiebre, ni ninguna enfermedad crónica, puede iniciar un tratamiento doméstico. Foto: dt

Aunque no lo parezca, en verano también hay quien sufre resfriados, provocados por virus muy similares a los del invierno. Algunos de los Centros de Atención Primaria de Tarragona aseguran que, este verano, ha existido un repunte de resfriados tratados y visitados. «Aunque no se trata de una situación alarmante, sí que es verdad que hay más que otros años. Nos cuesta identificar qué factores externos intervienen», explica el doctor Josep Serra, médico familiar del Centro d’Alta Resolució de Vila-seca.

Las infecciones víricas están presentes durante todo el año y el constipado es el número 1 del ranking de las infecciones de las vías respiratorias altas. «En verano parece que lo notemos más, pero hay los mismos que en invierno», asegura la doctora Vanesa Revuelta, médica de familia del CAP Jaume I de Tarragona. En esta misma línea, el doctor Serra asegura que «no son resfriados más complicados, se trata de una percepción, ya que los enfermos deben estar confinados en casa, y esto es peor en verano que en invierno. No pueden ir a a playa, entre otros».

Los médicos recomiendan no estar expuestos a cambios bruscos de temperatura

Según el doctor Serra, la única diferencia entre los resfriados de invierno y los de veranos son el tipos de virus. «Normalmente, en invierno se producen catarros por un renovirus y, en verano, por un enterovirus», asegura el doctor Serra, quien añade que «este segundo, casi siempre va acompañado de una gastroenteritis y las principales víctimas son los niños». Serra explica que «entre los profesionales, hemos percibido que vemos más enterovirus que el año pasado».

Los cambios bruscos de temperatura y el mal uso de los aires acondicionados de los centros comerciales, del coche o de la oficina,  son los principales culpables de los resfriados de verano, –ya que el virus vive en el frío–. Es por esto que la doctora Revuelta, del CA P Jaume I, recomienda no estar expuestos en cambios bruscos de temperatura y tomar medidas para una buena hidratación, alimentación e higiene. El abuso de los aires acondicionados también puede provocar otras patologías, como por ejemplo, faringitis y sinusitis. «Es importante no abusar del aire condicionado como medida preventiva para evitar coger un catarro», asegura la doctora Revuelta. La temperatura ideal, según los expertos, es de 20 a 22 grados.

La cura: tomarse un analgésico, hidratarse y tener una buena higiene para no contagiar

En esta misma línea, el doctor Serra recomienda evitar el contacto persona a persona, a través de objetos, «como el pomo de una puerta, o el teléfono móvil». Los objetos son transmisores de gérmenes. Serra añade que «muchas epidemias se acabarían con el simple hecho de limpiarse las manos más a menudo». El doctor Serra asegura que «si enfermamos con un catarro, sería muy interesante poder coger la baja, de esta manera también prevenimos contagiar».

¿Qué hacer?

Alta temperatura, fiebre, congestión nasal y ocular, mucosidad, tos seca y sensación de taponamiento de los oídos. Estos son algunos de los síntomas de un catarro. ¿Qué hacer cuando se está resfriado? El tratamiento de un virus como este es sintomático, es decir, sirve para aliviar los síntomas del resfriado. Los profesionales aseguran que en la mayoría de casos no es necesario acudir a los Centros de Atención Primaria y, mucho menos, a urgencias. «Con tomarse algún analgésico leve que alivie, hidratarse bien y tener una buena higiene hay suficiente. Si es un paciente joven  y no tiene fiebre ni ninguna enfermedad crónica de base, no hace falta que le visite un medico. Puede iniciar un tratamiento a domicilio», asegura la doctora Revuelta, quien añade que «si la cosa se complica, ya acudirá al CAP, nunca a urgencias». Por su parte, el doctor Serra asegura que «se debe hacer pedagogía y no colapsar los CAP. Ahora bien, si el séptimo día aún se encuentra mal y con fiebre, debe ir al médico». Para los profesionales, es importante diferenciar un catarro de una rinitis vasomotora o de una alergia ambiental. «Los síntomas pueden ser similares», asegura Revuelta, quien añade que una persona puede estar resfriada una media de 4 a 6 veces al año.

Temas

Comentarios

Lea También