Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Juegos de 2018 llenan Campclar de obreros

La construcción de las instalaciones en el anillo olímpico de Campclar es la principal obra de los Juegos Mediterráneos, que conllevan actuaciones en 13 municipios

Esther Garrido

Whatsapp
La pista de atletismo de Campclar. Esa zona será el centro neurálgico de los Juegos. FOTO: LLUÍS MILIÁN

La pista de atletismo de Campclar. Esa zona será el centro neurálgico de los Juegos. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Los Juegos Mediterráneos comportan la creación de 530 puestos de trabajo directos y más de 300 indirectos. Así lo aseguró el concejal del Ayuntamiento de Tarragona, Javier Villamayor, el pasado mes de enero.

Este impacto económico para la demarcación es el orgullo del consistorio, a pesar del sonrojo de no poder realizar los Juegos en 2017. De los puestos de trabajo generados por el evento, unos 300 son operarios del Anillo Mediterráneo.

Además, según los datos facilitados por Villamayor, otros 200 trabajadores participan en las actuaciones que se realizan en los 13 municipios que son sede. Por obras indivicualizadas, 99 empleados trabajan en el futuro Palau d’Esporta y 62 en el nuevo Complex Sant Jordi.

Las inversiones en este proyecto ascienden a más de 50 millones de euros, pero por culpa del retraso de un año, tendrán un sobrecoste de unos 1,4 millones. Este dinero sigue siendo aproximado, ya que Villamayor lleva estudiando desde enero el «el volumen de personal que necesitamos y el alquiler de las instalaciones». Infraestructuras que incluyen el Palau d’Esports, el estadio de atletismo, urbanización del sector y la mejora de los vestuarios del polideportivo de Campclar.

La mayoría de los contratados para la construcción del Anillo Mediteráneo son obreros, pero también hay personal administrativo, más de 30 personas.

Por otro lado, las obras del Nou Estadi del Gimnàstic ocupan a unas 20 personas, sumadas a las 62 del nuevo Complex Sant Jordi. Sobre esta obra, el concejal Villamayor puntualizó que «la empresa Viding ha puesto a disposición de la organización el Sant Jordi como espacio de calentamiento de los altletas» y que la competición de voleibol «se disputará en otra instalación, la Tarraco Arena Plaza».

El pleno del Ayuntamiento también creó una comisión de seguimiento del evento deportivo, según la cual las obras «van según el calendario previsto».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También