Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Juegos de todo un territorio

16 municipios serán sede de los 36 deportes incluidos en la competición, que moverá a un total de 4.000 participantes

Redacción

Whatsapp
Los Juegos de todo un territorio

Los Juegos de todo un territorio

Los Juegos Mediterráneos que Tarragona albergará ahora en 2018 –las nuevas fechas son del 22 de junio al 1 de julio 2018- mantienen su filosofía de estar concebidos como una competición del territorio. 16 municipios albergarán los 36 deportes y más de 200 pruebas previstas en este evento internacional.

Las sedes del territorio, ubicadas en un radio de tan sólo 25 kilómetros, y las respectivas especialidades que acogerán quedan distribuidas así: Reus acogerá el fútbol y la gimnasia artística; La Selva del Camp, la esgrima; Valls, el tenis de mesa (Pavelló Xavi Tondo); Cambrils, el judo y el kárate; Constantí, la halterofilia; Salou, la vela y el taekwondo; Vilaseca, la lucha y el ciclismo en ruta; El Morell, el bádminton; Altafulla, el triatlón; El Vendrell, el balonmano femenino (Pavelló Club Esportiu Vendrell); Torredembarra, el boxeo (pabellón municipal); y La Pobla de Mafumet, el fútbol.

Las dos únicas ciudades de fuera de la demarcación que participarán de los Juegos serán Barcelona, con la hípica (Real Club de Polo), y Castelldefels, con el piragüismo y el remo (canal olímpico). Ambas aprovechando instalaciones construidas expresamente durante los Juegos Olímpicos de 1992 e inexistentes en la provincia de Tarragona.


16 modalidades en TGN
La ciudad de Tarragona, por su parte, acogerá un total de 16 deportes. En el complejo de Campclar, que se convertirá en el epicentro de los Juegos, tendrán lugar siete: el atletismo (estadio provisional); la natación y el waterpolo (nueva piscina de 50 metros); el balonmano (Palau d’Esports); petanca y bochas (espacio central del velódromo); y tiro con arco (espacio central de la actual pista de atletismo) -así como el atletismo y la natación para discapacitados.

Queda por ubicar únicamente el voleibol que posiblemente vaya a parar a la Tarraco Arena Plaça una vez quedódescartado el nuevo Pavelló Sant Jordi, equipamiento construido inicialmente para ser estrenado durante los Juegos pero cuyo aplazamiento hasta 2018 y la concesión firmada con una empresa privada para explotar el complejo nada más acabar el evento ha hecho replantear su proyecto como sede.

En el centro y alrededores de Tarragona ciudad se celebrarán el baloncesto 3x3 (Camp de Mart); la gimnasia rítmica (Tarraco Arena Plaça), el vóley playa (playa de l’Arrabassada); fútbol (Nou Estadi y estadio del Torreforta); tenis (Club Tennis Tarragona), golf (Club de Golf Costa Daurada); el esquí acuático (en aguas de la Marina Port Tarraco de Tarargona) y el tiro (campo de Sant Salvador).

La principal novedad con respecto a la última edición celebrada, la de Mersin (Turquía) de 2013, es el triatlón, aunque en la ciudad turca tampoco se disputó la hípica por un problema de cuarentena.

Dentro del capítulo de inversiones hay una gran partida de 8.695.564 euros destinada a las adecuaciones de las instalaciones de las sedes que financia la Diputació. Reus, El Vendrell y Vila-seca son, después de Tarragona, las tres ciudades más beneficiadas con más de un millón de euros.

Según el comité organizador los Juegos generarán 3.000 puestos de trabajo indirectos y atraerán a más de 150.000 espectadores durante sus diez días, al margen de los 4.000 deportistas participantes, 1.000 jueces y 1.000 periodistas que seguirán el evento.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También