Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Juzgados de la demarcación ingresaron en 2016 menos asuntos, pero no bajó la carga de trabajo

Los Juzgados de Primera Instancia de Reus son los más colapsados

Àngel Juanpere

Whatsapp
Sa Sala de Govern del TSJCat durante su reunión hoy con los representantes de los médicos forenses. Foto: Alba Mariné

Sa Sala de Govern del TSJCat durante su reunión hoy con los representantes de los médicos forenses. Foto: Alba Mariné

El volumen de asuntos que llegaron el año pasado a los Juzgados de la demarcación es menor que en el año anterior. Sin embargo, la cifra está por encima de las que se registraban en los años 2008 y 2009, antes de la crisis económica. Es la conclusión que tanto el presidente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, Jesús María Barrientos, como el presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, Javier Hernández. Sobre este descenso de asuntos, Hernández ha recalcado que se trata de un descenso cuantitativo, pero no cualitativo. Con las últimas reformas, un robo o un hurto con autor desconocido antes el Juzgado abría diligencias previas. Pero desde el año pasado ya no, es la propia Policía quien archiva el asunto, que ya no llega al Juzgado. Por ello, ha recalcado que el descenso no se traduce “en un menor trabajo judicial porque antes –los asuntos- ya quedaban sobreseídos”. A la vez ha recordado que desde 2010 y durante cuatro años ha habido una “sobreexplotación, una sobrecarga” del sistema judicial que “no ha venido cargado de más órganos judiciales”. Sólo se ha puesto en marcha el Juzgado de lo Penal 2 de Tortosa.

El caso más preocupante sigue se sigue dando en el partido judicial de Reus, con unos “niveles de ingreso por encima de lo deseable”. Y ello a pesar de que, además del refuerzo en el Juzgado de Instrucción 3, hay otro para todos los Juzgados de Primera Instancia y otro en el Juzgado de lo Social –compartido con el de Tarragona- Los Juzgado de Primera Instancia –que llevan los asuntos civiles- siguen siendo el “punto más débil”. La entrada de nuevos asuntos está por encima de lo que sería óptimo. Hernández ha destacado que los magistrados hacen un gran trabajo, destacando que el tiempo de respuesta de los asuntos no es muy largo debido a que dictan muchas sentencias.

Barrientos está “decepcionado” porque el proyecto de creación de un nuevo Juzgado de Primera Instancia número 7 en Reus –que tenía que llevar los asuntos de familia y las incapacidades- no se ha materializado “por distintos avatares políticos” a pesar de que el presidente del TSJCat lo calificó como “muy necesario”. Tendría que llevar los ingresos en los centros psiquiátricos Pere Mata y Villablanca, lo que supone “una carga de mucho trabajo”, según Javier Hernández. Y ello se ha visto agravado tras una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que añade complejidad al procedimiento, “por lo que se necesitan más recursos”. Desde 2015, esta falta del Juzgado se ha suplido con un refuerzo en material de familia en los juzgados civiles de Reus, a pesar de que no se da la misma respuesta porque no conlleva toda la organización judicial.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También