Los Mossos estrenan 50 coches patrulla con cámaras frontales

Los vehículos también gozarán de sistema informático

ACN

Whatsapp
Las cámaras en los vehículos de los Mossos. ACN

Las cámaras en los vehículos de los Mossos. ACN

Los Mossos d'Esquadra han incorporado este jueves medio centenar de nuevos coches patrulla dotados con cámaras y tecnología que los convierten en una oficina móvil. Las nuevas unidades se destinan a las tareas de Seguridad Ciudadana para reforzar el papel de la policía de proximidad, con cámaras en el frontal del vehículo y en el interior del espacio de detenidos para garantizar la seguridad tanto de los agentes como de las personas intervenidas.

La equipación se complementa con un kit completo de orden público, con la novedad que integra un escudo, y un nuevo sistema informático que permiten a los agentes trabajar desde el vehículo como lo harían desde la comisaría. Los vehículos forman parte de la partida de 380 que este año ha adquirido el cuerpo.

Los 50 nuevos coches forman parte de la partida de 382 que el cuerpo recibe este 2021, y que se suman a los 400 ya recibidos al 2020 a la espera de los otros 400 que llegarán con la licitación de 2022. "No solo son vehículos nuevos, incorporan más prestaciones, dentro de cada uno de ellos hay una oficina, el agente estará como en su puesto de trabajo", explica el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena.

El coche patrulla, un Seat Ateca, mejora su visibilidad con la integración de la nueva imagen, y que lo hace visible a una distancia máxima de 250 metros. Adopta un sistema informático que incorpora una tableta digital Microsoft Surface, que hoy por hoy llegará de serie en 110 unidades, mientras que el resto tendrán la instalación preparada para integrarla de manera progresiva, y por la cual se formará a los jefes de turno entre diciembre y enero.

Las unidades incorporan un sistema de cámaras, una situada en la parte frontal del vehículo, justo ante los elementos luminosos, y otra en el espacio de detenidos para garantizar los derechos de las personas intervenidas. "Se aporta más seguridad porque se graba qué pasa afuera y dentro, y todas las imágenes que se recojan permitirán aportar más información", señala Elena. Estas imágenes se transmitirán en el Centro de Coordinación, mejorando la toma de decisiones en cada caso.

Material

En cuanto a material de uso por parte de los agentes, se integra un kit de material básico de orden público, con dos cascos, dos defensas y un escudo, además de elementos luminosos para hacer señalizaciones por la noche y un kit médico. El vehículo también aporta un mayor confort, con una ergonomía interior mejorada con modificaciones tanto a la consola central como el tablero, y la integración de mandos en el volante.

Las tapicerías de los asientos delanteros también se han reforzado, con certificación de laboratorio externo para un uso compatible con los airbags laterales.

Objetivo: 22.000 mossos en el 2030

Elena asegura que la incorporación de los nuevos vehículos forma parte de la apuesta para incrementar la dotación presupuestaria destinada en el cuerpo, a la cual se suma el aumento de la plantilla.

"Contratamos 840 nuevos agentes en el 2022, sumados a los 775 que se han incorporado este 2021 en la línea de llegar a los 22.000 agentes en 2030 para hacer más proximidad, con una función más social, atender las necesidades y estar junto a la gente y la seguridad del país", ha detallado.

Temas

Comentarios

Lea También